No utilices el crédito personal para tu negocio

0
53

Los emprendedores cuentan con pocas garantías al momento de mantener una capacidad de pago relativamente estable, porque deben contar con un capital que cubra con todas los gastos que debe realizar cualquier negocio.

Ante este panorama la mayoría de emprendedores recurren a su crédito personal para lograr que su negocio sea sostenible. Si bien los créditos se utilizan para solventar gastos de la empresa y a pesar de ser una opción, no es lo más recomendable.

Al combinar tus finanzas personales con las de tu empresa, se genera un desorden de inversión y probablemente tengas problemas al momento de declarar ese egreso que ha sido personal.

Según el informe general de 2017 del Banco Central de Nicaragua (2017), en ese año, los bancos y financieras mostraron un desempeño favorable, destacando una expansión del crédito, aunque a un ritmo desacelerado, niveles de liquidez estable y aumento en los niveles de depósitos e inversiones.

“Los créditos destinados al comercio y consumo (personal y tarjetas de crédito) continuaron liderando el dinamismo de la cartera y representaron 63.0 por ciento de la cartera bruta total” reporta el informe.

Si bien es cierto, el uso de los gastos para los negocios en Nicaragua es parcial y no total, es necesario advertir que el mal uso de tu tarjeta de crédito puede generar una deuda insostenible.

En ese sentido, muchas entidades financieras disponen de servicios crediticios para los negocios con tasas y condiciones competitivas, estos servicios se desarrollan para acelerar el crecimiento de las empresas y reducir el riesgo.

Asimismo cuentan con diversas soluciones de crédito que le permiten fortalecer su flujo de caja y lograr disponer de más capital de trabajo sin afectar sus finanzas personales, avócate con expertos en la materia que te asesoren y logren estabilizar tu negocio a un plazo determinado.

Utilizar estas líneas de crédito para el negocio ayudará a solventar gastos en distintas situaciones cuando no se disponga de efectivo en caja para pagos que deben realizarse, usar este tipo de crédito sin afectar el crédito personal te ayuda a impulsar tu negocio.