Miles buscan boletos para "ser parte de la historia" de Panamá y su canal

0
1132

“Quiero ser parte de la historia”. Esa es la frase que podría resumir la motivación de las miles de personas que hoy recibieron uno de los 20.000 boletos gratuitos e intransferibles para asistir el 26 de junio próximo a la inauguración de la ampliación del Canal de Panamá.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) informó que dispuso 5.000 boletos para repartir en Colón, la ciudad del Atlántico donde en la nueva esclusa de Agua Clara el portacontenedores Cosco Shipping Panama – que partió ayer de Grecia – iniciará el tránsito inaugural, y 15.000 para distribuir en la capital y que darán acceso a la esclusa de Cocolí (Pacífico), donde será el acto central.

Las filas en los tres puntos de distribución habilitados este soleado domingo en la capital obligaron a iniciar la entrega de los boletos poco después de las 6:00 hora local (11:00 GMT), casi dos horas antes de lo previsto, constató Acan-Efe.

“Quiero ser parte de la historia”, explicó Elida de Valdía, una profesora panameña que recogió su boleto en Albrook, el centro comercial más concurrido de la capital que comparte sus instalaciones con una terminal nacional de autobuses y también con la línea 1 del Metro.

Tanto en Agua Clara como en Cocolí el público estará de pie por varias horas al lado de las cámaras de las esclusas, un área industrial muy húmeda donde las temperaturas pueden ser altas.

Pero estar en esas condiciones, a las que podría sumarse alguna lluvia, “vale la pena” dijo la profesora jubilada, que irá al evento acompañada de sus sobrinos.

La ACP repartió un folleto en el que recomienda a las personas que asistirán a la inauguración usar pantalón largo y zapatos cerrados. La portavoz del organismo, Maricarmen Sarsanedas, comentó a Acan-Efe que también es conveniente el uso de camisas manga larga para protegerse del sol.

Para la veterana contadora panameña Rosa Chu, el 26 de junio próximo será “una fiesta nacional” para celebrar con familiares y amigos “un importante logro” del pujante país centroamericano, por cuyo canal centenario pasa el 6 % del comercio mundial.

“Yo por ejemplo voté que sí” en el referendo celebrado en el 2006 sobre la construcción de la ampliación, “vi al general (Omar) Torrijos en su época, cuando viajaba a los países para buscar el apoyo para la reversión del Canal. Así que me siento feliz de poder ver la obra concluida y orgullosa de que lo hicieron manos panameñas”, añadió.

El centenario Canal de Panamá fue construido y administrado por Estados Unidos hasta el 31 de diciembre de 1999, cuando pasó a soberanía panameña gracias a los tratados firmados por el expresidente estadounidense Jimmy Carter (1977-1981), y el gobernante de facto panameño Omar Torrijos (1969-1981).

La colombiana Isabel Mejía acudió este domingo a Albrook junto a su esposo y dos hijos de 12 años para recoger sus entradas y poder ser testigo de un “evento maravilloso”.

“Es un orgullo, aunque no soy panameña, estar en este tipo de evento”, dijo Mejía, quien aseveró que no le importa estar de pie durante horas en el acto inaugural porque “es parte de la emoción de ser parte de un evento histórico”.

La entrega de boletos se desarrolló además de en Albrook en los estadios capitalinos Rommel Fernández y Rod Carew. La ACP informaba cinco horas después de iniciado el operativo que solo quedaban 800 entradas en uno de los estadios y 2.500 en el centro comercial.

“Estamos muy contentos por la recepción” del público, dijo a Acan-Efe Sarsanedas, en Albrook, donde en una amplia zona de estacionamientos se ubicaron toldos para atender al público en un ambiente amenizado por la música y bajo la mirada atenta de varias decenas de agentes del Servicio de Protección Institucional (SPI-guardia presidencial).

La jornada especial organizada por la ACP inició ayer sábado con la entrega de los 5.000 boletos en Colón. Las personas en general alabaron el orden y la rapidez que marcó el operativo.

“Agradecemos a los miles de panameños que responsablemente han demostrado amor a la patria, al retirar su boleto con prudencia y buena salud”, expresó este domingo la ACP en su cuenta de Twitter.

Jefes de Estado y de Gobierno y representantes de navieras de todo el mundo han sido invitados a la inauguración del ensanche, un acto que será transmitido en directo y que también podrán ver los habitantes de Panamá en plazas y otros centros públicos.

La ampliación, que comenzó a construirse en 2007 con un costo global de 5.250 millones de dólares, consiste en un tercer carril por el que podrán transitar buques con el triple de carga de los que pasan por los cauces operativos desde 1914.

El consorcio Grupos Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr, firmó en 2009 un contrato por 3.118 millones de dólares para construir las nuevas esclusas, el principal proyecto de la ampliación. ACAN-EFE