PANORAMA DE LA UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE NICARAGUA

0
147

Los estudiantes y la población en general han dicho: ¡Presente! en las manifestaciones que se han realizado en los últimos días en distintas calles de nuestro país; sin embargo, nuestra capital ha sido la fragua donde los universitarios han forjado su protesta; la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI) el bastión de esta.

Las calles aledañas a la universidad UPOLI han sido, en estos días, de muy poco tránsito, puesto que estas mismas han sido testigo de varias confrontaciones entre la policía y los estudiantes alojados en dicho recinto. A pesar de ello, la iglesia y la sociedad civil de forma improvisada pero humanitaria han aportado con donaciones para los estudiantes que han permanecido durante estos 8 días en pie de lucha en pro de un cambio profundo en el actuar del estado y todas sus instituciones, con el fin de enrumbar a Nicaragua hacia una democracia justa e inclusiva (no exclusiva) en el país.

Estas donaciones han consistido en: comidas crudas, víveres médicos y suministros personales; según Freddy Martínez, voluntario de la brigada médica. Ellos no están aceptando donaciones en efectivo.

Al llegar a la UPOLI es posible que el miedo se apodere de nuestro cuerpo, pero la unión de estos jóvenes crea una seguridad intangible para quienes pisan el terreno donde pernoctan los que ahora la población les denomina “Héroes de Nicaragua”.

Estos jóvenes se han venido preparando desde el día en que iniciaron estas manifestaciones, cuentan con áreas de: cocina, médica, farmacia, sicología, área de choque y área de heridas menores.

Martínez destaca que estas áreas han sido creadas gracias al apoyo de las personas, con sus donativos, y de la Cruz Roja, quienes han apoyado desde el primer día que se dieron los enfrentamientos en la universidad.

Al permanecer en el recinto, se puede notar la organización de los estudiantes y las medidas de seguridad que ellos han tomado, luego que personas desconocidas quisieran atentar contra sus vidas. Una de estas medidas son las barricadas que han construido a cuadras del campo, donde se encuentran jóvenes deteniendo a los vehículos que se dirigen al recinto para preguntarles de dónde son y con qué fin visitan la entidad estudiantil.

En pleno 2018, nadie se podría imaginar que serían nuestros estudiantes quienes usaran consignas como señal de seguridad para aquellas personas que desean entrar a la universidad, ya sea como medio de comunicación o para entrega de donativos.

MADRE DE FAMILIA LAMENTA LA PÉRDIDA DE SU HIJO

Mientras estábamos nosotros, como medio de comunicación, en busca de información en relación con lo que ha sucedido en estos días, asistió una madre de familia, pesarosa por el asesinato de su hijo de 25 años y cuyo nombre no será revelado por razones de seguridad.

“Esto ha sido una injusticia con todos los jóvenes caídos, pues no era motivo de que los asesinaran; ellos estaban protestando cívicamente” afirma la madre consternada porque su hijo ya no estará más con ella.

La madre señala que su hijo se unió a las protestas el jueves 19 de abril; dos días después el luto irrumpió en su casa, el sábado 21 de abril a las 5:30 de la tarde recibe la mala noticia que han asesinado a su hijo, a pocos metros del barrio Rafaela Herrera de la capital.

“la bala le perforó una arteria que se dirigía hacia el corazón; lo que le provocó una fuerte hemorragia” fue el dictamen de medicina legal. La madre añade que “En ningún momento ellos andaban con cuchillos o pistolas”.

El joven fue sepultado el martes 24 de abril, la madre pide justicia por la muerte de su hijo y de todos los caídos en estos últimos días. La causa es una causa justa para la población en general.

¿QUÉ PIDEN LOS UNIVERSITARIOS?

Por otra parte, tuvimos la oportunidad de conversar más a fondo con Martínez, ellos piden que en Nicaragua haya democracia, libertad de expresión, se respete la Constitución Política y que a los universitarios se les tome en cuenta.

Martínez es recién egresado de la carrera de Marketing de la Universidad de Ciencias Comerciales y señala que ellos no son ni derecha, ni izquierda, ni ninguna ONG. “Aquí estamos los estudiantes que ahora nos llamamos Movimiento Juvenil Universitario 19 de abril, no somos delincuentes ni vándalos de la derecha”.

Para muchos jóvenes, incluyendo a Martínez, esta ha sido una experiencia que jamás pensaron vivir. “Esto no es una guerra, es una lucha que estamos haciendo para la democracia y justicia de nuestro país” expresa. Finaliza agregando que ellos tienen esperanza en el diálogo que se dará entre el gobierno y otras entidades del país.

Aquí te compartimos algunas imágenes: