PIEDRAS NATURALES, UN TOQUE DE ELENGANCIA

0
1196

Las piedras naturales son importadas de España, China, Brasil y la India.

Cuando de decorar se trata no hay límites. Hoy en día los materiales ofrecen diversidad de opciones para dar rienda suelta a la imaginación y lograr belleza en los ambientes.

Las piedras naturales como granito, cuarzo, mármol y ónix, brindan todo un mundo de posibilidades de decoración y su uso no se limita a la cocina; sino que se extiende a áreas exteriores como fachadas, paredes y baños, confirma Álvaro Tórres, gerente general de Cocina Santos de Nicaragua. Indica que para las cocinas se utiliza granito y cuarzo, que son las más conocidas, pero se pueden usar otras en sus diferentes áreas. En cualquiera de los casos, el resultado siempre será mucho mejor comparado con otros materiales.

“Las tendencias hoy en día son bien marcadas, se puede poner un cuarzo blanco en la cocina y continuar cuarzo blanco en las paredes o hacer un cambio radical con un material o color totalmente diferente; se puede poner cuarzo en las mesas y combinar con acabados rústicos o lisos en las paredes, las que también se pueden enchapar con mármol o granito. La imaginación y la capacidad del asesor o de quien diseñe determina que tan lejos puede ir”, comenta.

El uso de las piedras naturales es una tendencia que llegó al país y ya está bien instalada. Desde hace cinco años es más común verlas en las fachadas de las casas. “Antes se acostumbraba usar el azulejo, hoy esa es una tendencia que irreversiblemente va a terminarse. Ahora se prefiere el granito o cuarzo, por durabilidad, belleza, estética”, dice el especialista.

Una de las grandes ventajas de las piedras naturales es su durabilidad. “Podemos afirmar que va a durar toda la vida, a menos que le infrinjan un daño deliberado”, agrega. Asimismo, resulta económico tomando en cuenta la frecuencia de recambio de otros materiales.

Igualmente, las piedras naturales se pueden combinar con todo tipo de material; combinan con madera, metal, concreto, entre otros. Sin embargo, aunque se trata de una piedra natural, trabajarlo requiere cierta calificación y ciertas habilidades, así como maquinaria especial y específica.

“Recomendamos que el cliente siempre contrate los servicios de una empresa para la instalación de este tipo de materiales, que no lo hagan con alguien que no tiene las certificaciones apropiadas para hacerlo”, aconseja Tórres.