Proyectos centroamericanos desfasados

0
599

La región debe trabajar en mejorar su competitividad logística.

Ante la ampliación del Canal de Panamá, los sueños de canales secos de Guatemala, Costa Rica, Honduras y el Canal de Nicaragua habrían quedado desfasados.  Ese es el análisis de Kenneth Waugh, director general de APM Terminals Moín, la empresa que obtuvo la concesión para diseñar, construir, financiar y operar una nueva terminal de contenedores en Costa Rica, que promete ser la más eficiente de Latinoamérica.

“El Canal de Panamá anterior a la expansión podía recibir al 42% de la flota portacontenedores, ahora con la ampliación pasa el 92 por ciento, entonces cuando las navieras hacen sus análisis ven que es mucho más económico, más eficiente, pasar el barco (por ese Canal) que pasarlo de contenedor en contenedor en una infraestructura terrestre”, explicó refiriéndose a las intenciones de construir canales secos en varios países de la región.

¿Cómo quedaría el proyecto de canal húmedo de Nicaragua?

Waugh reitera que “siempre van a ser más eficientes aquellas infraestructuras que tengan la menor distancia” y en ello Panamá lleva ventaja, con sus 80 kilómetros de ancho. El proyecto de Canal de Nicaragua propone una ruta de 286 kilómetros, lo que en su momento ya había sido señalado por la Autoridad del Canal de Panamá.

Unión aduanera es clave

Waugh reiteró que la región debe trabajar en mejorar su competitividad logística y para ello es necesario facilitar la movilización de carga, especialmente la productiva.

“Mientras más trámites sean simplificados y podamos movilizar esa mercaderías de un extremo de Centroamérica a otro, ahí ganamos todos, reducimos el costo, hacemos más eficiente la operación y nos abrimos a otros mercados”, mencionó.

El director de la terminal de Moín recomendó trabajar a favor de los intereses conjuntos y no los individuales de cada frontera, “como lo hacen en otras latitudes, tipo Europa”.

Mencionó que se requieren marcos legales que ayuden a usar la infraestructura regional de manera integrada, además de solucionar la falta de esa infraestructura. “Ojalá se pudiera tener una autopista de unos cuatro o cinco carriles en cada sentido que cruce Centroamérica”, expresó.