¿Qué debes preguntarte antes de emprender?

0
100

El miedo a lo incierto y sacrificar la seguridad de un trabajo, son algunas de las principales razones que limitan a las personas al momento de decidirse por emprender su propio negocio. La idea implica una decisión riesgosa y hasta cierto punto estresante.

Por ello, a continuación presentamos las 10 preguntas que debe hacerse  antes de renunciar para emprender:

¿Qué odias de tu trabajo actual?

El odio al trabajo actual es una de las motivaciones por las que  algunas personas buscan emprender. En este punto desarrollar un plan de negocios puede ayudarle a evitar tomar decisiones impulsivas. Además de querer renunciar, debe tener una idea de negocio viable y un plan de marketing y de operaciones. Mientras trabaja en su plan, conserve tu trabajo y los ingresos el mayor tiempo posible.

¿Cómo será su nueva rutina diaria?

Tener libertad instantánea puede ser peligroso. Se recomienda crear un calendario a seguir, al igual que lo hace en un empleo. Cuando es libre de elegir qué hacer con su tiempo existe el riesgo de que deje todo para después y que no termines sus tareas.

¿Cómo obtendrá dinero para mantener su negocio?

La falta de capital es uno de los principales problemas al emprender. Por eso es esencial que haga proyecciones realistas como parte de su plan de negocios antes de decidir si puede  o no solventar sus gastos.

Es probable que su negocio no sea rentable los primeros tres o cinco años, por lo que debe ser realista al definir cuánto tiempo puede mantenerse financieramente. Anticiparte a sus necesidades financieras le permitirá enfocar su energía en construir su negocio y no en preocuparse sobre cómo pagará las cuentas.

¿Está dispuesto a tomar múltiples roles?
Iniciar un negocio significa que debe desempeñar múltiples roles. “Un día eres es el encargado de la tecnología, otro eres vendedor, otro limpias”,  fundadora de una cadena de belleza del mismo nombre, con sede en Nueva York. Por eso, antes de dejar su empleo, debe decidir si estará feliz haciendo las numerosas funciones que requiere un nuevo negocio.

¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?

Mientras consideras los múltiples roles, sea honesto consigo mismo sobre aquello que hace bien y aquello que debe mejorar. Quizás necesite impulsar sus conocimientos de finanzas o de programación, o buscar a un socio que se complemente. Si no tiene forma de superar su debilidad, tal vez  le convenga conservar su empleo hasta que lo consiga.

 

¿Quiénes serán tus competidores y clientes?

Aunque es posible que no pueda validar completamente el mercado potencial para su concepto de negocio, al menos debe entender quiénes serán sus clientes y qué tipo de competencia tendrá. Si no está seguro, considere atender su idea a medio tiempo y probarla con un ‘lanzamiento suave’ antes de invertirle demasiado tiempo y dinero.

¿Cuenta con apoyo?

Para facilitarse esta transición, comparte sus planes de emprendedor con los miembros de su familia y amigos para ver si se apoyarán en las dificultades de emprender. Sea muy explícito con los riesgos, ya que cuando una persona emprende, todos en la familia se ven involucrados.