¿Qué debés saber para elegir una bicicleta? Aquí te comparto algunos tips

0
102

Un día, tomé la decisión de adoptar nuevas actividades cotidianas y me propuse cambiar mi rutina, para ello tuve que indagar de una herramienta fundamental que utilizaría para iniciar este nuevo “Hobbie”. Se trata de que quería hacer ciclismo, pero, para ello no podía comprar cualquier bicicleta, así que tomé en cuenta algunas recomendaciones de amigos que ya están encaminados con este tema.

Primero, tenía que saber qué tipo de actividad quería realizar con ella, ya que no es lo mismo tener una bicicleta para ir a pasear en la ciudad, subir montañas, ir a la universidad o utilizarla para competencias. Cada una de éstas, posee características diferentes, según la acción o el propósito.

Además, me di cuenta que cada bicicleta también cuenta con una talla, así que para saber cuál era la indicada para mí, debía saber las medidas de mi estatura, antebrazo y entrepierna, con esto, según mis amigos expertos, lograría mayor rendimiento físico y evitaría lesiones o dolores.

Y entonces me pregunté: ¿Cómo voy a realizar la medida de mi antebrazo? Era muy fácil, para lograr la medida exacta era necesario que acomodara mi codo a la altura del asiento, luego cerré mi mano en un puño y desde los nudillos de los dedos de mis manos hasta la parte de delante de la bicicleta debía haber uno o cuatro centímetros de distancia. En un caso que esto no coincida con estas medidas, debés de desplazar el asiento ya sea adelante o atrás.

Y bueno, luego seguía con la curiosidad de medir la entrepierna, me recomendaron hacerlo sin zapatos y poner la espalda sobre la pared, de ahí me midieron entre el piso y la ingle.

¿Y qué pasa con la altura indicada del manubrio? El manubrio debe quedar entre 3 a 6 centímetros por debajo de la línea horizontal del asiento.

Bueno, pero esto no es todo, me brindaron más tips que me gustaría compartir con ustedes:

El tamaño: esto tiene que ser acorde a la estatura del usuario.

El Peso: Una persona necesita una bicicleta que realmente pueda manejar, por eso al elegirla siempre se debes tratar de ver qué tanto pesa y mirar de qué está hecho el marco, si es de aluminio será más liviana.

Medidas: El tamaño de las piernas y los brazos deben ser proporcionales al de la bicicleta.

Los frenos: debés fijarse que no tenga ningún tipo de dificultad al usarlo.

Y para saber qué tipo de actividad quería realizar, decidí investigar los tipos de bicicletas que había y esto fue lo que me encontré:

¿Qué bicicleta: carretera, montaña, híbrida o para turismo?

Las de carrera: Son especiales para recorrer largas distancias y andar a gran velocidad porque son livianas y con esto buscan mejorar el rendimiento. Estas requieren mayor mantenimiento.

De montaña: Son más grandes, sus neumáticos se caracterizan por ser gruesos porque están diseñadas  para montarlas carreteras en mal estado.

Híbrida: creadas  para la ciudad, son resistentes como las de montaña, pero son menos anchas y más lisas. Se les puede agregar un sistema de luces y guardabarros.

Para turismo: Estas tiene características puntuales, radican en ser plegables, playeras, bicicross o reclinadas.

Luego, me puse a pensar en qué la quería si la quería usar por las noches, por  mí seguridad decidí instalarle ciertos accesorios como:

Una luz roja trasera y una linterna frontal en el casco, de esta manera podrán ver que hay a su frente y lo distinguirán por su costado.

Asimismo, es conveniente llevar una linterna extra en bolso, pues no sabe en qué momento necesite más luminosidad.

Después  le coloqué reflectores de luz en los pedales, de esta manera es más fácil que me  vean en el camino. Por último compré guantes, chaleco, camisas con colores vistosos para identificarme en zonas oscuras.

Espero que tengas en cuenta estos tips antes de comprar tu bicicleta, yo estoy lista para iniciar esta actividad con mi bicicleta especial para montañas. En la próxima te compartiré cuál fue mi experiencia en estas nuevas rutas montañosas junto a mi bicicleta montañera.