¿Qué tipo de mentalidad financiera podés tener?

0
229

¿En algún momento sentiste que perdiste todo tu dinero y ni siquiera sabes en qué?, si tu respuesta ha sido que sí, no sientas que el mundo se te viene encima; a millones de personas les pasa, sin embargo el problema no es que esto suceda, sino que esté ocurriendo continuamente de forma automática.

Pero, de pronto sientes que hay momentos muy buenos financieramente hablando y de inmediato en una abrir y cerrar de ojos caemos en picada quedándonos sin un solo centavo y lo riesgoso de vivir así es que en cada situación como ésta se siente más fuerte, creando una frustración muy grande y una sensación de “ahora si no podré salir de aquí”.

Existen tres razones fundamentales por las que la gente entra en esta montaña rusa del dinero.

  1. Mentalidad escasa

Hay personas que se quejan de sus problemas culpando a los demás. Si se les agota el dinero, culpan al jefe, al gobierno, al banco a todo el mundo y lo que menos hacen es asumir su responsabilidad.

Este tipo de gente, piensan que todo lo que les sucede tiene que ver con la suerte que han tenido en la vida y si por algún motivo llegan a ganar un premio o algo que les haga producir muchos más ingresos, en muy poco tiempo los perderá y dirán que “tuvo mala suerte”, culpando nuevamente a quienes rodean.

Otra característica muy particular es que no creen que puedan ahorrar un solo centavo, que es imposible hacerlo y nunca tendrá dinero como para dejar de quejarse, mucho menos piensan en invertir, no creen que la educación financiera pueda ayudarles.

  1. Mentalidad de poder

Esta gente suele gastar más de lo que gana, su fin es generar dinero, no un estilo de vida y no tiene muy bien planeado de qué forma utilizará sus ingresos, los cuales tal como llegan se van como si fuera una coladera y no se enteran en que se les ha ido todo.

Estas personas piensan más en la recompensa inmediata, “si lo gané hoy me lo gasto hoy, ya mañana veré que hago” y esto crea una sensación de vivir luchando para salir con éxito más adelante, ya que pueden generar ingresos, pero gastan sin control. Suelen ser cazadores de rebajas y no se limitan en sus gastos.

La gente con mentalidad de lucha, a diferencia de la gente con mentalidad de escasez ahorra lo que le queda a final de mes y sueña con invertir, aunque lo ve como algo muy lejano ya que apenas alcanza a ahorrar un poco.

Mentalidad de abundancia

La gente con mentalidad de abundancia busca estar en constante crecimiento todo el tiempo y ayudar a los demás a llegar más lejos, sabe que sus resultados no son por casualidad, sino que todo ha sido resultado de su trabajo y de su crecimiento.

Entiende bien que todo son acciones y resultados, si pierde dinero fue por las decisiones que tomó y se responsabiliza de ellas para corregir el rumbo, si genera más sigue por ese camino para seguir creciendo.

Estas personas no gastan más de lo que ganan e invierten para que su dinero esté en constante crecimiento.

El tipo de mentalidad que tienes no tiene que ver con la cantidad de dinero en tu cuenta de banco, hay gente que ha crecido en familias con mucho dinero y viven en la escasez, sintiendo que perderán todo y gente con muy pocos recursos que viven en abundancia y son realmente felices y viceversa.