Reforma fiscal insuficiente para las finanzas públicas costarricenses

0
108

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) dio a conocer sus estimaciones de cierre de las finanzas públicas costarricenses para 2018, así como su primer análisis del Proyecto de Presupuesto de Ingresos y Egresos para 2019 y sus apreciaciones sobre el proyecto de reforma tributaria que promueve el Gobierno del país para cerrar la brecha fiscal.

El Icefi presentó el documento «Costa Rica: una situación fiscal difícil y potencialmente insostenible». En el informe revelan que conforme las estimaciones, la carga tributaria cerrará en 13.2% en 2018, por debajo del 13.4 en 2017 y del 14.0% que se esperaba en 2018.

“La caída en la carga tributaria fortalece la percepción de la carencia de estrategias efectivas para mejorar el cumplimiento tributario, que se manifiesta en niveles de evasión del 31.1% para el Impuesto General Sobre Ventas ―IGV― (2016) y del 59.6% para el Impuesto Sobre Ingresos y Utilidades ―ISIU― (2015), conforme las estadísticas del Ministerio de Hacienda; y en la pérdida de productividad aparente del IGV que se redujo del 38.9% al 35.2% en el período 2011 a 2018” señala el análisis.

Asimismo, los análisis permiten concluir que la estructura tributaria continúa siendo regresiva como consecuencia de que el 36.3% de la recaudación deriva de la aplicación de impuestos directos y el 63.7% restante de impuestos indirectos.

Gasto público

De acuerdo con Icefi, el gasto público continuó creciendo como resultado principal de la mayor demanda de recursos para atender el servicio de la deuda.

Estima que el gasto público alcanzará el 21.5% del Producto Interno Bruto (PIB), por encima del 20.6% en 2017, pero por debajo del 22.3% que contempla el presupuesto vigente.

La estimación revela que alrededor del 37.6% de los recursos ejecutados se destinarán al servicio de la deuda (32.6% en 2017), restándole recursos a los ámbitos de educación, regímenes especiales de pensiones y poder judicial, que reportarán una disminución de su peso relativo. El servicio de la deuda reporta crecimiento no sólo por el incremento en el volumen de deuda, sino también por su alto costo, que implica una tasa de interés implícita del 8% en 2018.

Seún Icefi, los resultados darán como consecuencia que el déficit fiscal para 2018 alcance el 7.1% del PIB, por encima del 6.2% de 2017, pero por debajo del 7.3% considerado en el presupuesto 2018; la deuda del gobierno central representará el 53.5% del PIB, manifestando insostenibilidad de corto plazo y haciendo ampliamente vulnerable a la economía de Costa Rica.

Icefi concluyó que aun cuando es importante avanzar en una reforma fiscal, la que se discute ahora parece ser insuficiente para sanar las finanzas públicas costarricenses. Además, otorga poca atención a importantes temas como: la progresividad tributaria, la reducción de la evasión, la elusión tributaria y los privilegios fiscales; el control a los flujos ilícitos de capitales y la transformación a renta mundial; el fortalecimiento a la transparencia y la rendición de cuentas, y la necesidad del rollover de la deuda.