Remesas en riesgo: El factor Trump

0
637

El presidente de Estados Unidos ya está ejecutando su premisa “America First” (primero USA), lo que impone a Centroamérica prever cambios negativos en el ingreso de divisas por remesas desde ese país.

Según un comunicado emitido por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI):

Recomienda hacer un cambio de modelo económico y fiscal en Centroamérica ante posible adopción de políticas radicales de EE.UU.

A la vez se destaca la expectativa creciente en la redefinición de las políticas estadounidenses donde prevalecen la institucionalidad, la moderación y la sensatez, porque Latinoamérica -y en particular Centroamérica-, no parecen figurar entre las principales prioridades del nuevo gobierno estadounidense, son elementos de confianza para la región.

Pero, el riesgo de que el Presidente Trump cumpla las promesas de carácter radical que formuló durante su campaña electoral continúa estando vigente por eso según este Instituto se debe analizar con criterios técnicos sólidos.

Debido a las incertidumbres, el Icefi estudió los posibles impactos que sobre los países centroamericanos, en especial sobre sus economías y sistemas fiscales, podrían registrarse en caso el nuevo presidente estadounidense cumpla sus propuestas más radicales en cuanto a migración, comercio e inversión.

En este sentido, el Icefi analizó los que podrían ser los principales canales de transmisión en Centroamérica, por medio de los cuales estos países podrían sufrir efectos perniciosos.

Como parte de su postura contraria al comercio libre, Trump prometió revisar, o incluso retirar a los EEUU de los tratados de libre comercio, entre los cuales podría figurar el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA por sus siglas en inglés).

En el tema migratorio, el ahora Presidente Trump prometió la construcción de un muro en la frontera entre EEUU y México, deportaciones masivas, acciones que criminalizaran la migración y una política de tolerancia cero hacia los migrantes.

Con programas como entrada-salida (seguimiento a extranjeros que ingresen con visa para detectar los que no salgan del país), o examen extremo (para identificar características ideológicas o religiosas de quienes ingresen a los EEUU).

Al cumplirse estas medidas se generarían aspectos perjudiciales para El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala, a través de una reducción de remesas que los migrantes radicados en EEUU envían a sus familias en Centroamérica.

El Icefi reitera su llamado a diálogos democráticos para reflexionar sobre esta realidad, con el objetivo de promover pactos sociales y fiscales que aumenten la integración centroamericana.

Nota publicada por Central América Data.