¿Sabías que la “Gamificación” debés incluirla en tu trabajo?

0
84

El filósofo Platón un día explico que: En media hora de juego podemos descubrir a una persona que en un año de conversación… y al parecer tenía razón, así lo demuestra la Gamificación, una estrategia que está siendo empleado por las empresas para alcanzar sus objetivos.

¿Conocías de este término?, para muchos es desconocido; sin embargo aquí les explicaremos qué es y cómo puede beneficiar a tu empresa o proyecto emprendedor.

Lo primero que tienes que saber de la gamificación es que tiene que ver con jugar.

Pero…. será que se puede jugar en un centro de trabajo?, por supuesto, esto no se trata de tirarnos bolitas de papel, ni de hacer desorden dentro de la oficina. Debés tener presente que es un lugar de trabajo y pueden ocurrir accidentes.

La gamificación es el uso de las mecánicas del juego en actividades no recreativas u otros entornos. Es decir, trasladar la forma en que funcionan los juegos al ámbito laboral, para con ello potencializar los objetivos de una empresa u organización.

La gamificación se ha empezado a aplicar en prácticamente todas las áreas de las empresas, sea cual sea el giro al que se dediquen. Ayuda a mejorar la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos que normalmente tienen los juegos.

Por ejemplo, para incrementar la motivación y el compromiso de los empleados, colaboradores y hasta clientes, se pueden emplear las mecánicas de recompensa empleadas en juegos: puntos, niveles, premios, bienes virtuales, clasificaciones, desafíos, etc.

Es de esta forma que las personas cumplirán los logros que la empresa está necesitando y así se pueden incrementar las ventas. También se puede conseguir el incremento de las ventas al pensar en mecánicas dirigidas a los clientes.

Sus fases

Por lo general se contemplan cuatro fases en la gamificación: motivación, acción, recompensa y logros.

En la primera (acción) se debe motivar a las personas a entrar al juego a través de la promesa de premios, recompensa, estatus, etc.

Luego hay que incentivar al jugador o usuario para que emprenda las acciones necesarias para poder llegar a esa recompensa. Aquí se debe ser muy ingenioso para hacer viral la motivación.

La recompensa debe ser real y debe cumplir con las expectativas de los jugadores. Recuerda que si generas falsas expectativas con la recompensa puedes generar un efecto negativo en las personas y si tu estrategia de gamificación está dirigida a clientes podrías perderlos.