Salario mínimo ha crecido en los últimos años

0
105

El salario mínimo de los trabajadores de Nicaragua en la mayoría de rubros de la economía ha tenido un crecimiento de casi un 45% (en promedio) en los últimos cinco años.

Los sectores de la pesca, minas y canteras, industria manufacturera, electricidad y agua, comercio, restaurantes y hoteles, transporte, almacenamiento y comunicaciones, construcción, establecimientos financieros y seguros, servicios comunitarios, sociales y personales y el gobierno central y municipal han experimentado un crecimiento en el salario mínimo de los trabajadores de 45.63%.

Los trabajadores del sector agropecuario han recibido un incremento de más del 47%, del 2013 al 2017, pasando de C$2,566.89 a C$3,773.82. Sin embargo, este grupo tiene la paga mínima más baja del país, según las actas de los acuerdos firmadas por los representantes de los trabajadores y los empresarios, disponibles en el sitio web del Ministerio del Trabajo (Mitrab).

En el caso de los sectores de zonas francas y de la micro y pequeña industria artesanal y turística, el aumento porcentual ha sido de 36% y 42%, respectivamente, en el mismo periodo de 2013 a 2017.

Actualmente, el sector de la construcción y de establecimientos financieros y de seguros tiene el salario mínimo más alto, de C$8,445.44. En 2013, los trabajadores de este sector tenían una paga mínima de C$5,799.15 mensuales.

Exceptuando al sector agropecuario, de la construcción y de establecimientos financieros y de seguros, los otros ocho sectores gozan en la actualidad de una paga mínima en promedio de C$5,451.01, cuando en el 2013 tenían una de C$3,782.42.

Freddy Blandón, asesor del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), señaló que se instaló formalmente la mesa negociadora y se hizo una presentación de los principales datos económicos del país, que les servirá de base para las negociaciones.

Según Blandón, hay unos 300,000 trabajadores que se benefician del salario mínimo.

En tanto, Luis Barbosa, dirigente de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), dijo que espera que la negociación del incremento del salario mínimo este año se haga en menor tiempo.

La Ley de Salario Mínimo establece que las negociaciones no podrán durar más de dos meses, a partir de la instalación de la mesa negociadora, y que, si ninguna de las partes se pone de acuerdo en ese periodo, le corresponderá al Gobierno decidir la nueva paga mínima.

“Hay que analizarla porque evidentemente está dando buenos resultados en ese sector. La diferencia es que el salario mínimo que se está negociando es para el resto de los sectores, entonces habría que ver cómo efectivamente la dinámica, las propuestas y la voluntad apuntan a tomar medidas que nos ayuden a terminar de fortalecer nuestra  economía”, subrayó Blandón.