Santo Domingo baja con fervor

0
361
Archivo/ END

Se aparta la algarabía de estas  fiestas en honor a Santo Domingo y se realiza una actividad llena de fe, espiritualidad y devoción.

Este 1 de agosto las fiestas iniciaron con el lema: Con santo Domingo de Guzmán peregrinamos con esperanza. El evento tradicional ha realizado la bajada de la imagen a su altar con mucha oración y silencio.

Su bajada a la peaña permite adornar con flores que llevan los promesantes a la diminuta imagen.

A diferencia de otros años esta actividad se realiza “en un ambiente de espiritualidad, austeridad y oración” expreso el Cardenal Leopoldo Brenes. Adicional pidió oración por el país.

La procesión ha sido rápida con menos música, baile y pólvora. El ambiente que se percibe entre los devotos es más tradicionalistas acompañado de plegarías y oraciones por que el objetivo es mantener la tradición.

Las Sierritas logro reunir a muchas familias nicaragüenses para cargar la imagen del santo y de ese modo pagar sus promesas por las bendiciones recibidas.

Para este año la mayordomía de las fiestas están a cargo de los párrocos Boanerges Carballo, de Las Sierritas, y Juan José Nolazco, de la parroquia Santo Domingo en la capital, por decisión de la iglesia.

Durante nueve año los mayordomía era recibida por el alcalde  municipal de la capital, sin embargo el cambio se debió para lograr que la iglesia tomará el control de la organización de las actividades de este año.

Entre otras actividades que se realizan en agosto está: Vela del Barco, Palo Lucio, el desfile hípico, esta última actividad ha sido cancelada por la Asociación de Caballistas de Nicaragua.

Las fiestas de Santo Domingo se han realizado sin ningún inconveniente pese a no contar con el cordón de seguridad de la Policía Nacional.

Aunque si está el apoyo de la Cruz Roja para asistir por cualquier percance de salud a los feligreses.

Los diez días en honor a Santo Domingo se realizan en un ambiente hostil por la crisis sociopolítica que mantiene el país desde hace tres meses donde se ha registrado la muerte de 350 personas de acuerdo a estadísticas de organismos de derechos humanos.

Si bien, el verdadero patrón de los Managua es Santiago Apóstol, la mayoría de feligreses veneran a Santo Domingo de Guzmán desde que apareció en 1885 en el sur de la ciudad.