Sindicato califican de ofensivo y humillante aumento salarial en Costa Rica

0
784

(ACAN-EFE).- El principal sindicato de Costa Rica, la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), calificó hoy como “ofensivo, indignante y humillante” el aumento salarial decretado por el Gobierno de 0,01 % para los salarios mínimos del sector público.

El sindicato condenó enérgicamente la “desafortunada e imprudente” decisión del Gobierno del presidente Luis Guillermo Solís de imponer este reajuste para el segundo semestre del 2016.

“Esta migaja golpea duramente a quienes menos ganan en la administración pública, como los policías, los de tareas administrativas, de oficina, secretarias y hasta personal técnico de diversas especialidades”, afirmó en un comunicado la ANEP.

Para los sindicalistas, las personas asalariadas de Costa Rica son quienes están pagando el déficit fiscal, lo cual sigue “profundizando la desigualdad y atizando la hoguera de la confrontación social”.

Según estimaciones del Banco Central de Costa Rica, en 2016 el déficit fiscal podría cerrar en un 6 % del Producto Interno Bruto.

La ANEP además convocó a una “gran concentración” de trabajadores, en el marco de una “jornada nacional en defensa de los derechos laborales y la justicia tributaria”, aunque no detalló el día que será realizada.

“La indignación, la molestia, el enojo, el acoso y la agresión psicológica, invade prácticamente todos los diversos colectivos laborales del sector público”, expresó la ANEP, que también llamó a la unidad de los sindicatos para defender los derechos de los empleados.

Los aumentos salariales en Costa Rica se fijan tomando en cuenta algunas variables, la más importante de ellas la inflación, que este año se ha mantenido por debajo de cero.

En Costa Rica se realizan ajustes salariales cada semestre para el sector privado y público por separado.

El sueldo mínimo en Costa Rica varía de acuerdo al oficio o profesión. La menor remuneración la reciben los servidores domésticos con un salario mínimo de 172.610 colones mensuales (unos 315 dólares), seguido por otros como mensajeros o conserjes con 288.386 colones (unos 530 dólares).