Tormenta Nate afecta Centroamérica y avanza a México

0
699

Alrededor de 23 muertos y 27 desaparecidos han dejado las lluvias asociadas a la tormenta tropical Nate en Centroamérica, que ya se encuentra nuevamente en el mar Caribe y se dirige hacia México. El país más afectado fue Nicaragua, donde al menos 11 personas murieron y 7 permanecen desaparecidas.

En el país vecino, Costa Rica, se registraron 8 muertos, incluida una menor de 3 años, y 17 desparecidos. Mientras que en Honduras las lluvias dejaron como resultado la muerte de 3 personas y 3 desaparecidos.

La Tormenta, que ya está catalogada como uno de los peores desastres naturales de los últimos años en Costa Rica, causó que aproximadamente 7 mil personas fueran refugiadas. Tanto en Nicaragua, Costa Rica y Honduras, se mantienen inundaciones y daños a la infraestructura y la agricultura.

Las autoridades de Costa Rica y Nicaragua suspendieron las clases a nivel nacional. El Gobierno tico dio asueto a los trabajadores públicos, con excepción de quienes deben trabajar en la atención de la emergencia.

Las fuertes lluvias provocaron escenas dantescas de árboles caídos, puentes colapsados, carreteras convertidas en ríos y casas inundadas en los países centroamericanos afectados.

Por su parte, el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, declaró este jueves la emergencia nacional para agilizar la movilización de recursos para atender a los damnificados, que se encuentran en 95 albergues. El mandatario también decretó este viernes tres días de luto nacional por las víctimas.

Olas destructivas

Tras fortalecerse ligeramente en la madrugada de este viernes, Nate, que avanza a75 kilómetros por hora, se encuentra a 370 kilómetros al suroeste de Cozumel, en México, país que podría alcanzar después del mediodía de hoy.

La tormenta Nate está previsto que se fortalezca en los próximos días y que alcance la costa de Estados Unidos el domingo como huracán, y tocaría tierra en algún punto de Alabama, Misisipi o Luisiana.

Nate provocará además un aumento del nivel del mar de hasta 3 pies (1 metro) por encima de los niveles normales de marea en la península de Yucatán y las islas adyacentes.

Nota realizada por Efe.