¿Tu primera vez en el gimnasio? Apunta estos consejos

0
66

Seguro te preguntarás ¿No es 1 de enero para recibir consejos de ingresar al gimnasio? Sin embargo, puedes proponerte metas en cualquier temporada del año.

Los gimnasios pueden llegar a ser un poco intimidantes la primera vez, pues seguro te da miedo todas esas máquinas y esas personas que parece estar tan en forma y feliz con su cuerpo. Pero, no te frustres, aquí te daremos alguna guía para orientarte en este nuevo mundo.

Asegúrate de saber que buscas

Si te has decidido por ir al gimnasio, debes pensar primero en cuáles son tus objetivos que deseas conseguir. Éstos será en función de lo que podrás medir de tus progresos, o que los técnicos podrá ayudarte.

Debes tener claro, que es distinto bajar de peso que ganarlo, o para tener más musculatura. Si en un dado caso lo que deseas es perderlo, tendrás que hacer ejercicios aeróbicos que hagan trabajar a tu sistema respiratorio.

Por otro lado, si quieres definirlo, lo recomendable es que trabajes la masa muscular y combines esto con ejercicios aeróbicos para eliminar la grasa sobrante.  Lo importante es que tengas claro tus objetivos y que seas realista.

Ten en cuenta tu dieta

Muchos expertos señalan que el éxito del ejercicio depende de una buena dieta. Una buena alimentación supone más del 60% de éxito de un programa para mejorar el estado físico.

Se recomienda una dieta con ingesta mayoritaria de proteínas, moderada con carbohidratos y baja en grasas.

No entrenes solo (a)

Al llegar al gimnasio encontrarás a personas que entrenan sola, esto no es recomendable, sobre todo si es la primera vez.

Debes buscar la experiencia de un instructor profesional, porque es el más capacitado para crearte un plan de entrenamiento adaptado a tus objetivos.

No inicies el gimnasio sin ayuda profesional, pues él te enseñará a diseñar las rutinas y a ejecutar bien los ejercicios. Además te ayudará a conservar un buen nivel de motivación, algo muy importante para tener éxito en la aventura del gimnasio.

Equípate de lo necesario

Ir bien equipado al gimnasio es recomendable. Debes llevar en mano una toalla para secarte el sudor y no molestar al resto de los usuarios. También no debe faltar tu botella de agua, para hidratarte durante el ejercicio; lo mejor es que el agua no esté fría sino a temperatura ambiente en invierno y un poco fresca en verano.

Usa ropa cómoda y adecuada. Si no tienes claro qué ropa debes ponerte, pide ayuda al instructor para que te indique.

Haz calentamiento

Si ya estás en el gimnasio, calentar y estirar es fundamental para evitar lesiones y para rendir al máximo.

Al acabar el entrenamiento, el estiramiento  es importante para mejorar la circulación sanguínea y evitar lesiones a largo plazo.

Así que debes estar claro de qué es lo que quieres al ingresar y apuntarte en el gimnasio. No lo tomes como un juego.