TURISMO POR RAZONES DE SALUD

0
2014

El turismo por razones de salud o turismo médico, es una de las tendencias que se han venido desarrollando en las últimas décadas en la región centroamericana, y Nicaragua también se ha sumado a la lista de los países que lo promueven.

El término turismo se usa debido a que existe un desplazamiento de la persona a un lugar que tiene cierta infraestructura, pero se debe de tener en cuenta que las personas que viajan son primero pacientes que turistas y su trato es muy diferente al de un turista casual, indica el sitio web Geomedical, expertos en turismo de salud.

Un estudio realizado por el programa Empresas y Empleos, financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), sobre el turismo de salud, indica que en los últimos 30 años se ha desarrollado más conciencia sobre la oportunidad de negocios que representa este tipo de turismo y se empezaron a perfilar como destinos países centroamericanos.

Empezó a suceder un movimiento desde los principales mercados como Estados Unidos, Canadá y Europa hacia países menos desarrollados que aún mantienen intactas sus características naturales y de culturas diferentes y auténticas que hoy combinan con servicios y procedimientos médicos y de bienestar, indica el estudio.

 

¿POR QUÉ VIAJAR A OTROS PAÍSES PARA ATENDERSE?

Estas son las principales razones por las que un paciente decide viajar:

Costos: Los ahorros al viajar a recibir atención de salud son muy significativos. Los ahorros generados a los sistemas de salud de países con altos costos en sus servicios de salud, podrían significar un incremento en cobertura de su población y un incremento en la eficiencia de los sistemas de salud.

Disponibilidad: Para millones de personas alrededor del mundo, viajar es la única opción para conseguir atención especializada. Entre más especializada es la atención, el tratamiento o el servicio, es más común que las personas viajen.

Experiencia: Algunos lugares tienen mayor experiencia realizando cierto tipo de procedimientos que otros. A las personas les gusta buscar cada vez más lugares altamente especializados a pesar de que consigan en su ciudad de residencia el mismo servicio.

Privacidad: En este caso las personas quieren tener total privacidad en sus problemas de salud. Es muy común entre personas de interés público, políticos, empresarios, modelos, actores y actrices, presentadores y personas en general que deseen tener un viaje con total privacidad. Fuente: Geomedical

“El 58% del total generado en turismo de salud en el mundo aun lo producen los viajes hacia Estados Unidos, aunque el 42% restante significan más de 17,000 millones de dólares anuales, de los cuales Centro América ha venido capturando su participación de manera creciente aprovechando sus ventajas competitivas y las nuevas ofertas de seguros en los Estados Unidos con cobertura para tratamientos en el exterior, además de una sensible mejoría en la calidad de los servicios médicos en la región”.

“En Centroamérica, Costa Rica y Panamá lideran la industria de turismo médico, atrayendo pacientes norteamericanos y canadienses, ofreciendo tratamientos y procedimientos a una fracción del costo de su país de origen del paciente. Sólo en Costa Rica llegan más de 100,000 turistas al año (pacientes y acompañantes) en búsqueda de tratamiento y prevención, dejando más de 300 millones de dólares en su economía” señala el estudio.

En el estudio también se afirma que en Nicaragua muchos médicos vienen desarrollando sus propios negocios de turismo médico, y en muchos casos más del 60% de sus pacientes vienen del exterior, aunque la gran mayoría son de origen nicaragüense.

MOTIVADORES DEL TURISMO MÉDICO

De acuerdo con el estudio, entre los dos principales motivadores del flujo de pacientes de países desarrollados a países en desarrollo, son el tiempo de espera para los tratamientos en su país de origen, sobre todo en Canadá, y el alto costo de la salud en los Estados Unidos.

Nicaragua por su parte tiene un gran atractivo turístico que es uno de los componentes importantes del turismo médico.

Centroamérica se está convirtiendo en un importante competidor a nivel internacional, sobre todo Costa Rica y Panamá para el mercado americano y El Salvador para los salvadoreños residentes en los Estados Unidos.

En Nicaragua existe una planta médica suficiente para realizar esta actividad.

Para competir en el mercado del turismo médico es importante que una empresa obtenga la certificación de la Joint Commission International, para que los facilitadores de Estados Unidos, entidades que ofrecen información, reservaciones y organización de los viajes y manejo de los pacientes, los acepten como un posible producto o destino, y de tal forma que las empresas de seguros médicos las califiquen como elegibles para coberturas. Aunque hay  empresas de seguros que ya tienen acuerdos desde hace mucho tiempo con hospitales de Nicaragua que no están certificados, asegura el estudio de Empresas y Empleos.

 

EL CASO DEL HOSPITAL METROPOLITANO

“Estamos promoviendo el turismo médico desde que logramos la primera acreditación  internacional de hospitales, que fue la razón por la que decidimos someternos al proceso de la Joint Commission International” expresa Arlen Pérez, gerente de mercadeo y ventas del Hospital Metropolitano Vivian Pellas.

“Decidimos incursionar de lleno en el 2012, formando una gerencia en el hospital para que se viera la importancia que se le estaba dando al tema” asegura.

Según Pérez, inicialmente trabajaron con el Hospital Central y con el INTUR para promover al país en todos los eventos de turismo médico en el mundo. Actualmente el Metropolitano lo promueve por su cuenta.

En relación a la procedencia de los pacientes, Pérez comenta “Sabemos que en Estados Unidos y Canadá tienen la mejor tecnología, y sus médicos son expertos; pero la atención es muy impersonal, los precios muy altos y los tiempos de espera muy largos”.

“Los procedimientos son excesivamente caros y a un paciente le resulta mejor viajar fuera de su país para obtener un servicio médico, generalmente por un 25 por ciento de lo que equivaldría en Estados Unidos”. Ese es el costo promedio de un servicio médico para paciente extranjero en México, Costa Rica y Nicaragua, señala.

Los gastos de un paciente de los países indicados puede llegar a representar hasta el 50 por ciento menos de lo que gastaría en su país por los mismos servicios, incluyendo boleto de avión, estadía y hotel.

Por eso, indica Pérez, muchas personas deciden atenderse en países como Nicaragua, ya que tienen el extra de disfrutar de los destinos turísticos del país gastando menos de lo que le hubiera costado solamente la cirugía en Estados Unidos.

“Voy a tener una cirugía segura, sin complicaciones, en un hospital acreditado que me brinda atención de calidad y gastando menos de lo que hubiera gastado en Estados Unidos, con una atención impersonal” enfatiza.

¿CÓMO FUNCIONA?

“El Metropolitano ha creado paquetes de especialidades médicas que sabemos que son las más caras y solicitadas a nivel internacional. Los estadounidenses o nicaragüenses radicados allá, buscan principalmente cirugías estéticas, ortopédicas, ginecológicas, servicios dentales; las cirugías para bajar de peso son de las más populares, sobre todo en pacientes que viven en Miami, Florida”.

La atención dental equivale al 50% de los servicios con más demanda por  pacientes internacionales; en Estados Unidos los seguros no lo cubren, los precios son altos y la lista de espera también, señala Pérez.

Entre los paquetes quirúrgicos de las especialidades más comunes de cirugías ofrecidas en Nicaragua, están los reemplazos de rodillas y caderas; también cirugías ginecológicas, como histerectomías, casos en los cuales los médicos especialistas y el hospital ofrecen precios especiales.

En cuanto a las cirugías ortopédicas o ginecológicas, generalmente son cirugías de urgencia que necesitan los pacientes y no pueden pagarse en su país, pero sí en países como Nicaragua.

En el caso de las cirugías estéticas, las personas acostumbran a realizárselas fuera de su país por dos razones: para tener anonimato “me fui de vacaciones y regresé rejuvenecida de las vacaciones,” así como también por el factor económico, explica Pérez.

Un ejemplo es el paquete de aumento de mamas, que en Estados Unidos puede costar alrededor de $6,000 dólares; $3,500 en las llamadas clínicas de garaje, en donde un paciente corre muchos riesgos. En el Metropolitano cuesta alrededor de $3,200 dólares, pero en condiciones muy seguras y bajo los más altos estándares de calidad.

A los pacientes internacionales, sólo por venir del exterior, se les ofrece precios especiales; ya que, es de nuestro conocimiento, asumen un gasto mayor que el nacional; también trabajan con seguros internacionales con los que tienen convenios.

SALUD, SEGURIDAD Y RECREACIÓN

La mayoría de pacientes extranjeros que vienen a atenderse a Nicaragua deciden hacerlo por referencias de otras personas, por considerar que este es un país seguro, económico y que puede pasarla bien. “El factor país es algo muy importante, la reputación de país, para que el turista médico quiera viajar acá” enfatiza Pérez.

A los pacientes se les sugiere sitios para visitar y generalmente ellos deciden por su cuenta a dónde ir. “Lo que sí garantizamos, el 90 por ciento de las veces, es apoyarles en transporte y hospedaje en Managua, porque hay pacientes que vienen sólo por la cirugía y se quedan unos tres días más, quieren estar cerca del hospital y que el transporte y el hotel vaya incluido en el precio de la tarifa”.

Promover el turismo médico también implica contar con personal con dominio del inglés como segundo idioma, ya que el mercado potencial de pacientes es de personas de habla inglesa o nicas que han adoptado esa lengua.

IMPORTANCIA DE LA ACREDITACIÓN

La  Joint Comission International es una organización experta en acreditación sanitaria, en centroamérica solamente tres hospitales cuentan con la certificación de esa institución. El hospital obtuvo la acreditación en el 2010, pero cada tres años debe someterse a una revisión nuevamente y aprobarla  para obtener una nueva acreditación. En Nicaragua sólo el Hospital Metropolitano ha sido acreditado.

“La acreditación de la Joint Comission International nos ha permitido tener al personal idóneo, con las capacidades y capacitaciones idóneas para ofrecer un servicio integral de calidad no sólo de los equipos, sino del personal que atiende y de los resultados que obtiene un paciente. Esa es la diferencia del Metropolitano con otros hospitales.”

Debido a la demanda de los servicios odontológicos, el hospital inauguró recientemente un centro odontológico, que al igual que el hospital, fue acreditado por la Joint Commission.

A FUTURO

“Cada vez nos va mejor, los mismos pacientes que trabajan con nosotros son los que han promovido el aumento de pacientes; han recalcado la diferencia en la atención, notable desde el médico que da su correo personal y teléfono, lo cual es imposible en Estados Unidos y Canadá. Nuestros médicos son expertos y de reconocida trayectoria. Ellos brindan una atención excepcional a nuestros pacientes, que crea confianza por nuestro servicio.” valora Pérez.

“Lo que estamos tratando de retomar son los paquetes para cirugías de pérdida de peso y para procedimientos dentales, esos queremos que sean nuestros proyectos estrellas en el 2016, porque creemos que hay un mercado que está buscando cada vez más estos servicios y todavía no saben que aquí los tenemos con precios tan  accesibles y con médicos reconocidos internacionalmente”.

Por ejemplo, para los procedimientos bariátricos, el paquete de la conocida cirugía manga gástrica, en un hospital norteamericano del nivel del Hospital Metropolitano podría andar en los 30 mil dólares, en México de 15 a 20 mil dólares y en el Metropolitano cuesta 7 mil 600 dólares.

Entre las novedades que quieren destacar también está el Centro Odontológico dental, con todas las especialidades para niños y adultos, para personas sanas y con condiciones especiales como la diabetes. “Para cualquier emergencia está el hospital al lado, en donde todos los procedimientos están estrictamente controlados”.

“Podemos tener los equipos más modernos, pero si no tuviéramos a un personal preocupado de buena voluntad, los controles, los procesos idóneos paralelos y la experiencia médica, de nada sirve toda la tecnología que un hospital pueda ofrecer.” concluye Pérez