Un recuento de golpes cibernéticos

0
774

El año 2016 que se dejó quedo plagado de acciones catalogadas como cibercriminales, muchas han calado en el ámbito empresarial.

Aquí el recuento de los golpes cibernéticos más representativos de acuerdo al impacto económico, de la mano de los informes mensuales publicados por Ciber Elcano, el departamento de ciberseguridad del Real Instituto Elcano.

Golpe a casinos

En marzo del pasado año se conoció uno de los mayores ataques informáticos conocidos hasta la fecha en cuanto a cantidad de dinero.

Los cibercriminales, presuntamente de origen chino, lograron trasladar dinero procedente mayoritariamente de cuentas de casinos desde el Banco Central de Bangladesh a paraísos fiscales como Filipinas o Sri Lanka.

Lograron realizar con éxito cuatro operaciones por valor de 81 millones de dólares. El desfalco podía haber alcanzado los 1.000 millones de dólares, pero una falta de ortografía hizo saltar las alarmas del banco. El grupo aprovechó vulnerabilidades en el software de billetes de lotería para solicitar billetes con retraso y saber de antemano si una solicitud dada produciría un billete ganador.

Los papeles de Panamá

La masiva filtración de datos conocida como Panamá Leaks se atribuyó a un grupo de ciberdelincuetes que, mediante técnicas ofensivas, consiguió acceder a un servidor de correo electrónico del bufete Mossack Fonseca.

La fuga de información comprende más de 11 millones de documentos confidenciales de sus clientes, reflejando presuntos mecanismos de evasión fiscal y ocultación de patrimonio en sociedades situadas en paraísos fiscales.

Fuga de datos de redes sociales

A mediados de año se conoció la filtración pública de credenciales de usuario de más de 100 millones de cuentas de Twitter, de más de 300 millones de MySpace y de 200 millones de Yahoo. Los datos comprometidos de cada una de estas redes se ponían a la venta en la deep web por entre 3 y 4 bitcoins (entre 1.800 y 2.400 dólares).

Ataque a la banca británica

A principios de noviembre, el brazo bancario del gigante británico de supermercados Tesco sufrió un robo de 2,5 millones de libras esterlinas de 9.000 clientes. Es considerado el mayor ataque de estas características a la banca británica.

Tesco Bank gestiona alrededor de 136.000 cuentas corrientes. Los expertos han culpado de forma provisional a un servicio de relleno de credenciales vulnerables, a la involucración de un trabajador interno y a los riesgos introducidos por una subcontrata en la cadena de suministros de la compañía.

Este es un artículo publicado por diario El Mundo.