Muebles nicaragüenses deben aprovechar su mercado

0
543

La agilización de la tramitología para la explotación de la madera por medio del fortalecimiento de los espacios de comunicación entre las comisiones departamentales y el Gobierno.

El establecimiento de 2,422 hectáreas de plantaciones forestales, la instalación de un sistema de trazabilidad forestal, la certificación de más de mil trescientos ebanistas y la promoción de los muebles que elaboran unos mil pequeños y medianos empresarios son algunos de los logros que deja el proyecto Cadenas de Valor de la Madera Mueble de Nicaragua (Cavama) que impulsó en los últimos años la Unión Europea (UE).

El embajador de la UE, Kenny Bell señaló que  “Hemos apoyado de una manera muy importante con veinte millones de euros en donaciones… Lo que financiamos fue todos los equipos, inversiones y salarios, a través de donaciones de la Unión Europea y las contrapartes. Esperamos con ese esfuerzo poder contribuir a un desarrollo sustentable”.

Además, el diplomático confía en que las mil pymes del sector madera mueble a las que el proyecto apoyó con la construcción de una sala de exhibición en el parque de ferias, en el futuro aprovechen las oportunidades que brinda el mercado europeo. Sin embargo, detalló que deben trabajar para abrir las puertas de ese mercado a sus productos.

“Ese es trabajo de ellas, nosotros apoyamos este proyecto y las instituciones nacionales lo hacen de la misma manera pero al final del día es responsabilidad del propio productor encontrar su mercado, no es que nosotros podemos encontrarlo por él y entonces hay que ser competitivo, saber cómo vender y que los productos tengan la calidad” indicó.

Por su parte, Bayardo Enrique Olivas, de la comisión forestal de Nueva Segovia, celebra que se haya fortalecido el mecanismo de comunicación entre esas instancias departamentales y la Comisión Nacional Forestal, ya que eso ha permitido que se agilicen los trámites referidos al manejo de los bosques naturales y plantaciones forestales, el traslado de la madera y otros trámites.

“La trazabilidad es muy importante y ahora se hace de manera digital el proceso de la extracción de la madera”, dice Olivas.

Al mismo tiempo añade que en el caso de Las Segovias estos nuevos mecanismos de concertación facilitaron el adecuado manejo de la crisis que enfrentaron los bosques de pino afectados por una plaga de gorgojo.

“La mayoría de las áreas afectadas se controlaron. En el momento se hizo un gran ruido sobre eso y mucha gente opinó que eso (cortar los pinos afectados) era negativo, pero eso dio efecto porque ahí está el bosque”, afirma Olivas.