Etiqueta

Cuidado de la piel

Navegando

Una piel tersa y sana requiere de ciertos cuidados, especialmente durante esta época del año, cuando es más vulnerable al sol y a las altas temperaturas.

Durante el verano nuestra piel está expuesta al calor, el sol, las altas temperaturas, el cloro de las piscinas, la sal del mar y el sudor, enfrentando deshidratación y quemaduras, propiciando la aparición de manchas y arrugas.

Aquí te indicamos algunas recomendaciones para cuidar de tu piel en este verano.

Limpieza

Es uno de los cuidados básicos del cuidado de la piel. Por eso, no basta con bañarse al levantarse, también hay que hacerlo después de cada baño en la piscina o en el mar, así como cuando las actividades diarias no han hecho sudar en cantidad.

Hidratación

Es primordial para evitar la deshidratación de la piel y se debe hacer tanto por fuera como por dentro. Para ello, los especialistas recomiendan tomar al menos dos litros de agua al día y complementar con la hidratación externa, mediante cremas hidratantes sobre la piel, especialmente en las zonas más secas del cuerpo, como talones, codos y rodillas.

Protección solar

Usar filtros solares es muy importante y no se debe aplicar únicamente cuando se va a tomar el sol. Los filtros  protegen de quemaduras y, a largo plazo, de melanomas. Los  bloqueadores solares deben tener filtro UVA y UVB, un factor de protección mínimo de 30 y aplicarse cada dos horas aún si te quedas en casa.

Ropa adecuada

Usa ropa holgada, clara y de algodón para evitar al sudoración excesiva. Tampoco olvides usar gafas, sombrero o gorra.

Alimentación

Las verduras frescas y las frutas son fundamentales durante el verano, ya que favorecen la hidratación. Evita las bebidas gaseosas y la cafeína.

Cuidado con el sol

Evita exponerte al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, horario en que los rayos solares son más fuertes.