fbpx
Etiqueta

Virus

Navegando

Si sientes que el mundo aún se está recuperando de la pandemia de covid-19, lo siento, pero hay otro virus con el que lidiar.

Esta vez se trata de la viruela del mono y hay más de 90 casos confirmados en al menos 14 países donde normalmente no se esperaría que se registrara esta enfermedad.

¿Qué está pasando? ¿Es hora de preocuparse o nos estamos alterando demasiado por haber vivido la covid?

Seamos claros: esto no es otra pandemia de covid-19 y no estamos cerca de volver a ver confinamientos para contener la propagación de la viruela del mono.

Sin embargo, este es un brote inusual y sin precedentes que tomó completamente por sorpresa a los científicos que se especializan en la enfermedad y siempre es una preocupación cuando un virus cambia su comportamiento.

Hasta ahora, la viruela del mono era bastante predecible.

El hogar natural del virus son los animales salvajes, y en realidad se cree que son roedores y no monos los que lo están transmitiendo.

Cuando alguien en las selvas tropicales de África occidental y central entra en contacto con una criatura infectada, el virus salta entre especies. Su piel estalla en una erupción, que se ampolla y luego se forma una costra.

El virus ahora está fuera de su hogar habitual y se esfuerza por propagarse, por lo que necesita un contacto cercano prolongado para reproducirse. Por lo tanto, los brotes tienden a ser pequeños y desaparecer por sí solos.

Una pequeña cantidad de casos surgieron antes en otras partes del mundo, pero todos podían vincularse inmediatamente con alguien que había viajado a un país afectado y lo había traído a casa.

Ese ya no es el caso.

  • Por primera vez, el virus se encuentra en personas sin una conexión clara con África occidental y central.
  • No está claro de quién se está contagiando la gente.
  • La viruela del mono se está propagando durante actividades sexuales y la mayoría de los casos tienen lesiones en los genitales y el área circundante.
  • Muchos de los afectados son jóvenes gays y bisexuales.

“Estamos en una situación muy nueva; eso es una sorpresa y una preocupación”, me dijo Peter Horby, director del Instituto de Ciencias de la Pandemia de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Si bien dijo que esto “no es covid 2, acotó que “debemos actuar” para evitar que el virus se afiance, ya que esto es “algo que realmente queremos evitar”.

El médico Hugh Adler, que ha tratado a pacientes con viruela del mono, está de acuerdo: “No es un patrón que hayamos visto antes, es una sorpresa”.

Entonces, ¿qué está pasando?

Sabemos que este brote es diferente, pero no sabemos por qué.

Hay dos opciones amplias: el virus cambió o el mismo virus antiguo se encontró en el lugar correcto en el momento adecuado para prosperar.

La viruela del mono se contrae por un virus de ADN, por lo que no muta tan rápido como la covid o la gripe.

Un análisis genético muy temprano sugiere que los casos actuales están muy estrechamente relacionados con las formas del virus observadas en 2018 y 2019. Es demasiado pronto para estar seguros, pero por ahora no hay evidencia de que se trate de una nueva variante mutante en juego.

Pero un virus no tiene que cambiar para aprovechar una oportunidad, como hemos aprendido de los grandes brotes inesperados de los virus ébola y zika en la última década.

“Siempre pensamos que el ébola era fácil de contener, hasta que no fue así”, dijo el profesor Adam Kucharski, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

No está claro por qué los hombres gays y bisexuales se ven afectados de manera desproporcionada. ¿Los comportamientos sexuales facilitan la propagación? ¿Es solo una coincidencia? ¿Es una comunidad más consciente de la salud sexual y de hacerse chequeos?

También puede ser que se haya vuelto más fácil la propagación de la viruela del mono.

Las vacunaciones masivas contra la viruela en el pasado pueden haber brindado a las generaciones mayores cierta protección contra la viruela del mono, estrechamente relacionada.

“Probablemente se está transmitiendo de manera más efectiva que en la era de la viruela, pero no vemos nada que sugiera que podría extenderse”, dijo Adler, quien todavía espera que este brote se desvanezca por sí solo.

¿Cuál es la conexión?

Comprender cómo comenzó este brote ayudará a predecir lo que sucederá a continuación.

Sabemos que solo estamos viendo la punta del iceberg, ya que los casos que se detectan no encajan en una imagen clara de “esta persona se la pasó a esta otra”.

En cambio, muchos de los casos parecen no estar relacionados, por lo que faltan enlaces en una cadena que parece extenderse por toda Europa y más allá.

Un reciente evento masivo de superpropagación, en el que un gran número de personas se reunieran y contrajeran la viruela del mono en el mismo lugar, como un festival, y luego se la llevaran a diferentes países, podría explicar la situación actual.

La explicación alternativa para que tantas personas no conectadas se infecten es si el virus realmente estuvo merodeando desapercibido durante bastante tiempo e involucrando a muchas personas.

De cualquier manera, podemos esperar que se sigan encontrando más casos.

No creo que la gente en general deba preocuparse en esta etapa, pero tampcoo creo que hayamos descubierto todo y no tenemos el control de esto”, dijo el profesor Jimmy Whitworth, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Pero recuerde que no estamos en la misma situación que estábamos con la covid-19.

Este es un virus conocido, no uno nuevo, y ya tenemos vacunas ytratamientos. En la mayor parte de los casos se pasa como una enfermedad leve, aunque puede ser más peligroso en niños pequeños, mujeres embarazadas y personas con sistemas inmunológicos débiles.

Pero se propaga más lentamente que la covid-19, y el sarpullido distintivo y doloroso hace que sea más difícil pasarlo por alto que una tos que podría ser cualquier cosa.

Esto facilita el trabajo de encontrar a personas que puedan haberse contagiado y vacunar a quienes corren el riesgo de contraerla.

Sin embargo, el director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud, Hans Kluge, lanzó una advertencia: “A medida que entramos en la temporada de verano (…) con reuniones masivas, festivales y fiestas, me preocupa que la transmisión pueda acelerarse”.

Artículo de: BBC NEWS MUNDO

China afirma haber detectado el primer caso de gripe aviar H3N8 en humanos a nivel mundial, pero, según las autoridades sanitarias, el riesgo de transmisión de persona a persona es bajo.

El Ministerio de Salud de China anunció que un niño de 4 años se infectó con la cepa H3N8 de la gripe aviar, el primer contagio de este tipo registrado entre humanos a nivel mundial.

Según informó el ministerio en la noche de este martes (26.04.2022), en un comunicado, el niño se contagió en la ciudad de Zhumadian, en la provincia central de Henan. Desarrolló fiebre y otros síntomas de gripe el 5 de abril y posteriormente fue hospitalizado.

El 24 de abril, el ministerio confirmó que había contraído la cepa H3N8 tras haber estado en contacto con pollos que criaba en su casa. La familia del paciente cría gallinas y vive en una zona poblada de patos salvajes.

El niño fue infectado directamente por las aves, dijo el Ministerio de Salud, y agregó que las pruebas realizadas en personas cercanas al paciente no revelaron “anomalías”.

“Este virus se ha detectado en caballos, perros, focas y aves en todo el mundo, pero nunca antes se había registrado un caso en un humano”, reconoció la institución. Pero insistió en que el caso del niño resulta de una “transmisión puntual entre especies” y “el riesgo de transmisión a gran escala es bajo”.

“Esto es algo excepcional y el riesgo de contagio es bajo“, aseguró a autoridad sanitaria china. No obstante, llamó a no acercarse a las aves muertas o enfermas y a consultar en caso de fiebre o síntomas respiratorios.

Efectivamente, los casos de transmisión de la gripe aviar entre humanos son extremadamente raros. Las cepas H5N1 y H7N9, detectadas en 1997 y 2013 respectivamente, fueron la principal causa de casos humanos de gripe aviar, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

De acuerdo con un estudio estadounidense publicado en 2012, la cepa H3N8 habría provocado una neumonía mortal en más de 160 focas a lo largo de las costas americanas el año anterior.

Fuente: https://www.dw.com/es/china-detecta-el-primer-caso-de-gripe-aviar-h3n8-en-humanos/a-61604285

Hay un grupo de virus que van un paso más allá de invadir las células de un ser vivo y usarlas para crear copias de sí mismo: poco después de la infección inicial, logran esconderse en algún rincón del cuerpo y esta fase puede durar meses, años o incluso décadas. Solo finaliza cuando las células de defensa dejan de funcionar como se espera. Luego, la infección reaparece y vuelve a causar problemas de salud.

Este grupo tiene varios representantes bien conocidos, que van desde el VIH, causante del sida, hasta el herpes simple 1 y 2, que causan llagas en la comisura de la boca y en la región genital.

¿ Cómo consiguen pasar desapercibidos y reaparecer después de tanto tiempo?

Hay cuatro formas en que un virus se esconde en el cuerpo. La primera de ellas es utilizada con frecuencia por la familia de los herpes. Además del virus del herpes simple tipo 1 y 2, incluye la varicela, y el Epstein-Barr, que está detrás de la “enfermedad del beso”, entre otros.

“Tienen ADN como material genético y logran quedarse en el núcleo de las células, como un apéndice de nuestro propio código genético”, explica el virólogo Décio Diament, del Hospital Israelita Albert Einstein, en São Paulo.

Vale la pena recordar aquí que el ADN es el conjunto de letras (conocido en la ciencia como bases nitrogenadas) que componen el genoma. Están “alineados” en dos hilos, generalmente en el formato clásico de doble hélice.

“Estos virus de la familia de los herpes permanecen latentes durante mucho tiempo, sin replicarse muy intensamente. Consiguen inhibir las defensas internas de las células y volverse ‘invisibles’ para el sistema inmunitario”, añade el médico, que también es consultor de la Sociedad Brasileña de Infectología.

Los virus de ARN

El segundo mecanismo es comúnmente utilizado por otra familia: los retrovirus como el VIH y el HTLV. Es importante mencionar que este dúo no tiene ADN, sino ARN. En otras palabras, su información genética está organizada de una manera más simple, en una sola hebra de secuencias de bases nitrogenadas.

Los retrovirus pueden fusionarse con nuestro código genético. Esta integración ocurre con mayor frecuencia en los linfocitos T y los macrófagos, dos partes importantes del sistema inmunitario. Pero, ¿ cómo logran esta hazaña, si estamos hablando de virus de ARN y nos basamos en el ADN?

Tanto el VIH como el HTLV tienen una enzima llamada transcriptasa inversa. Y esto significa que puede convertir el código genético de estos virus de ARN a ADN. Con esto, son capaces de incrustarse en el genoma humano y permanecer ocultos durante mucho tiempo.

“Eso representa una gran dificultad, porque no podemos eliminarlos ni siquiera con los medicamentos disponibles”, explica el doctor Estevão Portela Nunes, subdirector de servicios clínicos del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de la Fundación Oswaldo Cruz (INI-FioCruz), en Río de Janeiro.

En otras palabras, el cóctel antirretroviral utilizado en pacientes infectados por el VIH puede incluso inhibir la replicación viral. Sin embargo, si la persona deja de tomar los medicamentos, existe el riesgo de que el VIH se vuelva a activar.

Santuarios y otros misterios

La tercera opción de ocultamiento de algunos virus son los llamados sitios inmunoprivilegiados. Estas son regiones del cuerpo a las que el sistema inmunitario no puede acceder tan fácilmente, como los testículos, los ojos y el sistema nervioso central (médula espinal y cerebro).

La acción de las células de defensa está limitada en estas zonas para evitar que el proceso inflamatorio, que se produce cuando luchan contra una infección, dañe estructuras más sensibles, como los nervios y el aparato reproductor.

Si, por un lado, esto representa una forma de protección para el propio cuerpo, por otro lado, crea una especie de “santuario” para que algunos virus prosperen por un tiempo más.

El trabajo publicado en los últimos años ha encontrado zika y ébola en el semen de los pacientes, por ejemplo.

El inmunólogo Daniel Mucida, profesor de la Universidad Rockefeller de Estados Unidos, afirma que el hecho de que el virus se encuentre en el semen u otras partes del cuerpo no significa necesariamente que esté activo y pueda causar problemas en el futuro. “El impacto de esta persistencia viral aún no está claro”, dice.

El herpes zoster se caracteriza por la reactivación del virus que causa la varicela. Y, por lo que se sabe, la permanencia de los virus en tales santuarios no dura tanto. En unos pocos meses, incluso con el acceso más limitado, el sistema inmunitario finalmente puede eliminar a los invasores.

Todavía existe un cuarto grupo de virus capaces de prolongar su permanencia en el cuerpo, incluso fuera de los sitios inmunoprivilegiados.

“Es el caso del virus respiratorio sincitial, que puede persistir en los pulmones y se asocia a inflamación crónica, sobre todo en niños, y el virus chikungunya, que se queda en músculos y articulaciones”, dice la inmunóloga Carolina Lucas, investigadora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale en los Estados Unidos. Los científicos todavía están estudiando por qué sucede esto en algunos pacientes (y no en otros).

Tropiezo inmune

Aunque puede parecer que todos estos virus están inactivos y ya no son motivo de preocupación, algunos de ellos “despiertan” después de algunos años o décadas.

“Cuando el sistema inmunitario comete un error por algún motivo, estos patógenos pueden resurgir y causar problemas”, explica Diament.

Este “error” varía de una infección a otra. En el caso del herpes simple, si el individuo infectado pasa muchas horas al sol o se encuentra en un momento muy estresante de su vida, esto puede ser suficiente para que broten las lesiones.

En otras situaciones, el propio envejecimiento natural del cuerpo deja espacio para que algunos agentes infecciosos despierten. El ejemplo clásico de esto es la varicela-zóster, un virus que provoca la varicela (generalmente en la infancia) y que lleva décadas oculto en el organismo.

Posteriormente, a partir de los 50 o 60 años, este patógeno puede reaparecer y provocar una afección denominada herpes zoster o culebrilla, caracterizada por lesiones en forma de ampollas muy dolorosas en una franja del cuerpo (generalmente en el tronco o el abdomen).

Hoy en día, incluso existe una vacuna indicada para estas personas mayores. Y hay, por supuesto, una serie de otras condiciones que perjudican la acción del sistema inmunológico y pueden servir como una oportunidad para los virus.

“Esto incluye accidentes y traumatismos graves, cirugías mayores, trasplantes, tumores, tratamientos farmacológicos y otras infecciones graves”, enumera Diament. En estos casos, los médicos ya los vigilan y pueden proporcionar tratamientos para minimizar el daño.

La inmunidad obtenida contra el coronavirus a través de infecciones previas y vacunación garantiza una covid menos severa en la mayoría de los casos.

Finalmente, también vale la pena recordar que algunos patógenos están relacionados con enfermedades que no siempre tienen que ver con las manifestaciones iniciales de la infección.

Este es el caso de algunos virus de la hepatitis, que pueden causar cáncer de hígado, el VPH, que está detrás de varios tipos de tumores. O también del Epstein-Barr, que recientemente se ha relacionado con la esclerosis múltiple.

¿Y el coronavirus?

Ante tanta diversidad de virus, ¿podría el SARS-CoV-2, causante de la covid-19, persistir tras la infección inicial?

Los expertos consultados por BBC News Brasil consideran improbable que tenga o desarrolle esta capacidad. “El SARS-CoV-2 es un virus ARN que no tiene esa enzima transcriptasa inversa, como el VIH, por lo que no puede integrarse a nuestro genoma”, explica el biólogo molecular Carlos Menck, del Departamento de Microbiología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de São Paulo (ICB-USP).

También carece de ADN en su constitución, como ocurre con los virus de la familia de los herpes, lo que impide su persistencia prolongada en la célula. “Y los casos que vemos ahora, de personas que están nuevamente con covid, suceden porque se contagiaron por segunda vez con el coronavirus, y no porque estuvo escondido en su cuerpo por meses”, explica el especialista.

Pero, ¿cómo explicar los casos de larga covid, en los que los individuos presentan molestias durante meses, incluso después de recuperarse de las primeras molestias? Diament aclara que este fenómeno parece estar más relacionado con la respuesta del sistema inmunológico a la invasión del coronavirus.

“En algunos pacientes, el covid causa daños reales que pueden durar meses y se manifiestan a través de fatiga, dificultad para concentrarse, pérdida del olfato…”

“Esto parece ser una consecuencia del proceso inflamatorio que se produce durante los primeros días de la infección. En algunos casos, el sistema inmunitario reacciona de forma violenta, y los efectos de este pueden prolongarse”, explica el médico.

(Con información de BBC News)

Así lo afirman estudios preliminares de la Universidad de Oxford
La tercera dosis de la vacuna AztraZeneca aumenta significativamente el nivel de
contra la variante ómicron, según un estudio realizado por la universidad de Oxford,
conocer el laboratorio farmacéutico AstraZeneca.
Según el comunicado difundido, los niveles de anticuerpos que neutralizan ómicron
una tercera dosis de la vacuna anticovid de AstraZeneca son globalmente similares
alcanzados luego de dos dosis contra la variante delta.
“Creemos que la respuesta de las células T entrega una protección duradera contra un desarrollo severo de la enfermedad y las hospitalizaciones”, declaró Mene Pangalos, jefa de investigacionesde AstraZeneca.
El estudio sobre la tercera dosis fue realizado de manera independiente; por investigadores de la universidad de Oxford, con la cual AstraZeneca concibió su vacuna.
AstraZeneca indicó recientemente que los datos preliminares de un ensayo muestran que la vacuna genera un aumento en los anticuerpos contra la variante Ómicron y otras mutaciones cuando se administra como una tercera dosis de refuerzo, independientemente de los calendarios de vacunación inicial ejecutados.
En el mes de diciembre, antes de la propagación de Ómicron, un ensayo británico descubrió que la vacuna Astrazeneca aumentaba los anticuerpos cuando se administraba como refuerzo después de la vacunación inicial, ya fuera con su propia inyección o la de Pfizer. Se conoce que la Universidad de Oxford y AstraZeneca trabajan en una vacuna dirigida específicamente a Ómicron, aunque la farmacéutica y otras firmas en proyectos de desarrollo similares, han dicho que aún no está claro si se necesitaba una actualización.

Durante los últimos dos años, no sólo hemos vivido en un mundo trastocado totalmente por la pandemia de Covid 19. También hemos visto con impotencia cómo el virus ha venido mutando. 

Es así que este viernes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró Ómicron a la nueva variante del virus, la cual es “de preocupación” y sugiere un mayor riesgo de re- infección, según el comunicado difundido por la OMS.

“Esta variante tiene una gran cantidad de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes”, dice el comunicado que ya causó restricciones de viaje en muchos países alrededor del mundo y el desplome de  Wall Street. 

Según los especialistas, Ómicron es una constelación de mutaciones, algunas de las cuales se habían observado en las variantes Alfa y Delta; y se cree que tiene cierta capacidad para burlar las defensas naturales del cuerpo humano, así como la protección de las vacunas. Es decir que podría transmitirse con mayor rapidez, ser más agresiva y reducir la eficacia de los tratamientos actuales.

El Instituto Nacional para las Enfermedades Infecciosas de Sudáfrica, en donde se reportó Ómicron por primera vez el 24 de noviembre, informó que hasta el momento la nueva variante produce los mismos síntomas que las otras versiones, no se han detectado síntomas inusuales y hay infectados asintomáticos, igual que con el resto de tipos, lo que dificulta distinguir si las personas se han contagiado con esta variante o alguna anterior. 

La aparición de la nueva variante es reciente y todavía hay mucho por estudiar y decir. Lo que sí es seguro es que de ésta, al igual que de las anteriores, podemos protegernos usando mascarillas, evitando aglomeraciones sociales, manteniendo la distancia y lavándonos las manos cuántas veces sea necesario con agua y jabón o utilizar alcohol gel al 70%. ¡Cuidémonos!

EFE).- La brasileña Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), mayor centro de investigación en salud de América Latina y escogida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como socio en un proyecto para producir vacunas con la plataforma ARNm en la región, dijo este martes que se comprometió a compartir esa tecnología con todos sus vecinos.

“Además de abastecer a la región con este tipo de vacuna, Fiocruz también se comprometió, como parte del proyecto presentado a la OMS, a compartir su conocimiento para la producción de las vacunas con los demás laboratorios de la región y a garantizarles la transferencia de tecnología para que podamos ampliar la capacidad productiva regional”, aseguró la entidad en un comunicado.

“Para garantizar el acceso equitativo, la vacuna desarrollada por Fiocruz será ofrecida a los estados miembros y territorios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) mediante su Fondo Rotatorio, que ofrece vacunas accesibles hace más de 40 años en la región”, agrega la nota.

La OMS y la OPS anunciaron este martes que la brasileña Fiocruz y la argentina Sinergium Biotech fueron escogidas para ser los socios latinoamericanos en un proyecto para desarrollar y producir vacunas con la tecnología de ARNm (ARN mensajero) contra diferentes virus y patógenos, incluyendo la covid-19.

Esta novedosa tecnología para la producción de inmunizantes fue la utilizada en las vacunas que Pfizer y Moderna desarrollaron contra la covid-19.

La inclusión de los laboratorios brasileño y argentino en el proyecto forma parte de una iniciativa de la OMS para aumentar la autonomía de las regiones en la producción de biofármacos para que puedan responder con más rapidez a la demanda mundial por vacunas ante eventuales futuras epidemias o pandemias, según el organismo multilateral.

Las propuestas presentadas por el Instituto de Tecnología en Inmunobiológicos (Bio-Manguinhos) de Fiocruz y por Sinergium Biotech fueron las escogidas luego de que la OMS considerara que ambas tienen el potencial para el desarrollo y la producción de las vacunas de plataforma ARNm a mediano plazo.

El laboratorio brasileño fue escogido “por su larga tradición en la producción de vacunas y por sus prometedores avances en el desarrollo de una vacuna con esta tecnología contra la covid-19 que actualmente es probada a nivel preclínico”, según el comunicado de la entidad.

De acuerdo con la fundación vinculada al Ministerio de Salud de Brasil, unas 30 empresas e instituciones científicas de América Latina disputaron la licitación mundial lanzada en abril por la OMS para aumentar el acceso a las tecnologías de vacunas en la región.

Según Fiocruz, la tecnología de ARNm demanda menos necesidades productivas y permite una escala en términos de dosis superior a la de otras vacunas, por lo que “permite que su costo sea menor a productos semejantes y permite la ampliación del acceso”.

La fundación agregó que, gracias a su elección como socia en el proyecto, la OMS pondrá a disposición de la Fiocruz un equipo de especialistas internacionales con experiencia en diferentes aspectos del desarrollo y producción de vacunas con esta tecnología.

“También está prevista la cooperación con un consorcio sudafricano igualmente escogido por la OMS, con el centro argentino y con otros productores de la región”, agrega el comunicado.

De acuerdo con la nota, una vez desarrollada, la vacuna candidata pasará por un proceso de precalificación en la OMS, que garantizará el cumplimiento de los más elevados niveles internacionales de calidad, seguridad y eficacia.