Tendencias y Actualidad

ESG, un nuevo horizonte empresarial de sostenibilidad

El enfoque ESG es un catalizador para un crecimiento empresarial con propósito. Ana María Aliaga, experta chilena en gestión estratégica de emprendedores y pymes, explica este enfoque transformador que redefine el éxito empresarial y contribuye a la construcción de un futuro más sostenible y equitativo para todos. 
Pinterest LinkedIn Tumblr
Getting your Trinity Audio player ready...

En la era contemporánea, la conciencia ambiental, la sostenibilidad y la responsabilidad social se han convertido en pilares ineludibles para el crecimiento empresarial. Más allá de la búsqueda exclusiva de ganancias financieras, las empresas están siendo convocadas a crecer con un propósito que trascienda la rentabilidad, abarcando de manera integral el impacto ambiental, social y de gobierno corporativo. En esta evolución paradigmática, surge el enfoque ESG (Environmental, Social and Governance), una perspectiva revolucionaria que redefine los criterios para medir el éxito empresarial.

Ana María Aliaga, experta chilena en gestión estratégica de emprendedores y pymes, destaca la importancia de este cambio de mentalidad. «No solo se trata de ganar, sino de hacerlo de una manera que contribuya positivamente al entorno que nos rodea», indica. El enfoque ESG guía a las empresas hacia un crecimiento consciente, donde la rentabilidad se entrelaza de manera inquebrantable con el respeto al medio ambiente, la gestión socialmente responsable y la sólida gobernanza corporativa, explica.

Este enfoque por los principios ambientales, sociales y de gobierno corporativo, representa un llamado a la acción para las empresas modernas. La dimensión ambiental impulsa a la protección del entorno, la gestión sostenible de recursos y la adopción de prácticas ecoamigables, dice la experta.

En el ámbito social, se destaca la importancia de las relaciones equitativas con empleados, proveedores y comunidades, abordando cuestiones cruciales como la seguridad laboral y el respeto a los derechos humanos. Simultáneamente, la gobernanza corporativa trasciende la mera administración, promoviendo transparencia, toma de decisiones éticas y responsabilidad hacia todas las partes interesadas, agregó Aliaga.

Para la especialista, este cambio de paradigma redefine el camino hacia el éxito empresarial y refleja una respuesta a las expectativas cambiantes de la sociedad. Los inversionistas reconocen que empresas comprometidas con principios ESG no solo tienen un mejor desempeño financiero a largo plazo, sino que también están mejor equipadas para abordar riesgos y desafíos.

Transformación integral en las empresas

Indicó que el enfoque ESG es una tendencia global y ha ganado terreno de manera significativa. Desde las grandes corporaciones hasta las pymes, las empresas están despertando a la importancia de este enfoque, reconociendo que no solo se trata de cumplir con las expectativas del mercado, sino de asumir un compromiso genuino con la sostenibilidad y la responsabilidad social.

La especialista explicó que los principios ESG demandan a las empresas un cambio cultural , un giro que va más allá de ajustar políticas y modelos de negocio e «implica una transformación integral, desde la alta dirección hasta cada empleado, en cada operación y proceso interno».

Los beneficios de adoptar un enfoque ESG son vastos y sostenibles. No solo se traduce en un rendimiento financiero mejorado y un perfil de riesgo más sólido, también genera un impacto duradero en la sociedad y el medio ambiente. Empresas comprometidas con ESG están creando valor sostenible para accionistas y propietario, finalizó.

Introduzca su comentario aquí..