Etiqueta

sostenibilidad

Navegando

Centroamérica posee fascinantes maravillas, es una región donde la naturaleza revela su misterio de formas sorprendentes. En la pintoresca región de Yoro, Honduras, se despliega un fenómeno único que ha cautivado al mundo: la lluvia de peces. Cada año, este prodigio natural despierta la curiosidad y la admiración, convirtiendo a Yoro en un destino fascinante para los amantes de la aventura y la maravilla.

Imagina la escena: peces cayendo del cielo, un evento que ha cautivado a generaciones enteras. Este asombroso fenómeno ha cautivado tanto a locales como a científicos y medios de comunicación de renombre, como el canal History Channel.

Según relatos ancestrales, este prodigioso evento tiene sus raíces en el pasado centenario de la región. Los testigos presenciales describen un espectáculo celestial: el cielo se oscurece, los truenos retumban y los vientos rugen antes de que una lluvia torrencial, propia de las tormentas tropicales, inunde la tierra durante horas. Pero lo más asombroso llega después del diluvio, cuando los pobladores descubren peces vivos esparcidos por el suelo, una dádiva del firmamento.

Estos peces, de agua dulce y de un tamaño modesto, no son originarios de las cercanías y siempre se encuentran vivos, desafiando todas las expectativas. Con reverencia, los habitantes de Yoro recogen estos peces y los llevan a sus hogares, donde se preparan con gratitud para convertirse en un festín único y memorable.

Inspirados por esta maravilla, nace «Heaven Fish», una iniciativa que no solo despierta la curiosidad, sino que también transforma vidas. El proyecto se encarga de recolectar y transformar estos regalos del cielo en delicias culinarias y revitaliza toda una comunidad.

Con un enfoque en la sostenibilidad y el desarrollo local, Heaven Fish crea productos exquisitos e impulsa el crecimiento económico de Yoro. Desde filetes deshuesados hasta sardinas ahumadas en aceite de oliva virgen y salsa de tomate, cada creación es un tributo a la riqueza natural y cultural de la región.

Pero la magia no se detiene aquí. Con «The Book of Yoro», un libro elaborado con materiales reciclados, se comparte la historia completa de este fenómeno único, junto con recetas tradicionales hondureñas con un toque gourmet. Es una celebración de la herencia local, en colaboración con talentosos chefs y miembros de la comunidad.

Heaven Fish ofrece productos excepcionales y genera empleo y oportunidades para los habitantes locales. Con el apoyo del 80% de las ventas generadas, los pobladores se benefician aún más, mientras que el embalaje innovador a base de hojas de plátano muestra un compromiso tangible con la protección del medio ambiente.

La Municipalidad de Yoro reconoce la labor de Heaven Fish, convirtiendo la recolección de peces en una actividad oficial, y a los trabajadores en «Sky Fishers». Este fenómeno único, que ocurre todos los años, al menos 10 veces, ha catapultado a Yoro a la fama, convirtiéndolo en un destino turístico y económico próspero, donde el milagro se convierte en una oportunidad de negocio y un futuro mejor, ¡un pescado a la vez!

La línea más reciente de productos de Heaven Fish cuenta con cuatro nuevas presentaciones:Llueven peces del cielo en Honduras
  • Filete deshuesado
  • 4 sabores nuevos en la presentación original: pimienta y chile, aceite de oliva infusionado en cáscara de limón, aceite de oliva infusionado en soya y jengibre y aceite de oliva infusionado en ajo frito.
  • 2 líneas de sardinas, incluyendo una opción ahumada, en dos sabores: aceite de oliva virgen y sal y salsa de tomate y sal.
  • Presentación con 3 pescados dentro.

En la era contemporánea, la conciencia ambiental, la sostenibilidad y la responsabilidad social se han convertido en pilares ineludibles para el crecimiento empresarial. Más allá de la búsqueda exclusiva de ganancias financieras, las empresas están siendo convocadas a crecer con un propósito que trascienda la rentabilidad, abarcando de manera integral el impacto ambiental, social y de gobierno corporativo. En esta evolución paradigmática, surge el enfoque ESG (Environmental, Social and Governance), una perspectiva revolucionaria que redefine los criterios para medir el éxito empresarial.

Ana María Aliaga, experta chilena en gestión estratégica de emprendedores y pymes, destaca la importancia de este cambio de mentalidad. «No solo se trata de ganar, sino de hacerlo de una manera que contribuya positivamente al entorno que nos rodea», indica. El enfoque ESG guía a las empresas hacia un crecimiento consciente, donde la rentabilidad se entrelaza de manera inquebrantable con el respeto al medio ambiente, la gestión socialmente responsable y la sólida gobernanza corporativa, explica.

Este enfoque por los principios ambientales, sociales y de gobierno corporativo, representa un llamado a la acción para las empresas modernas. La dimensión ambiental impulsa a la protección del entorno, la gestión sostenible de recursos y la adopción de prácticas ecoamigables, dice la experta.

En el ámbito social, se destaca la importancia de las relaciones equitativas con empleados, proveedores y comunidades, abordando cuestiones cruciales como la seguridad laboral y el respeto a los derechos humanos. Simultáneamente, la gobernanza corporativa trasciende la mera administración, promoviendo transparencia, toma de decisiones éticas y responsabilidad hacia todas las partes interesadas, agregó Aliaga.

Para la especialista, este cambio de paradigma redefine el camino hacia el éxito empresarial y refleja una respuesta a las expectativas cambiantes de la sociedad. Los inversionistas reconocen que empresas comprometidas con principios ESG no solo tienen un mejor desempeño financiero a largo plazo, sino que también están mejor equipadas para abordar riesgos y desafíos.

Transformación integral en las empresas

Indicó que el enfoque ESG es una tendencia global y ha ganado terreno de manera significativa. Desde las grandes corporaciones hasta las pymes, las empresas están despertando a la importancia de este enfoque, reconociendo que no solo se trata de cumplir con las expectativas del mercado, sino de asumir un compromiso genuino con la sostenibilidad y la responsabilidad social.

La especialista explicó que los principios ESG demandan a las empresas un cambio cultural , un giro que va más allá de ajustar políticas y modelos de negocio e «implica una transformación integral, desde la alta dirección hasta cada empleado, en cada operación y proceso interno».

Los beneficios de adoptar un enfoque ESG son vastos y sostenibles. No solo se traduce en un rendimiento financiero mejorado y un perfil de riesgo más sólido, también genera un impacto duradero en la sociedad y el medio ambiente. Empresas comprometidas con ESG están creando valor sostenible para accionistas y propietario, finalizó.

Actualmente, la conciencia ambiental y la sostenibilidad son imperativos ineludibles y las empresas se enfrentan a una responsabilidad cada vez mayor: la gestión adecuada de sus empaques.  La cantidad abrumadora de residuos plásticos y la proliferación de desechos no biodegradables han elevado la urgencia de repensar la manera en que producimos y desechamos productos.

Las empresas, como agentes claves en la cadena de suministro, desempeñan un papel crucial, ya que sus decisiones sobre los materiales utilizados en sus envases pueden tener repercusiones significativas en nuestro medio ambiente. En este sentido, la adopción de prácticas responsables, especialmente mediante el uso de envases reciclables, emerge como un compromiso fundamental no solo con el éxito comercial, sino también con la preservación de nuestro planeta.

Nestlé  es una de las compañías que se distingue por su compromiso con el bien común y la sostenibilidad, adoptando un enfoque proactivo para contribuir a la creación de un mundo en el cual ningún envase, incluyendo aquellos fabricados con plástico, termine contaminando vertederos o convirtiéndose en desperdicio.

En consonancia con esta visión, Nestlé ha emprendido una serie de acciones significativas para transformar sus sistemas de empaques. Este compromiso abarca desde la mejora del diseño de los envases hasta la optimización de los procesos de producción, el aumento de las tasas de reutilización y reciclado, así como la gestión responsable de la vida útil de sus productos.A través de la investigación y el desarrollo, Nestlé busca encontrar soluciones que utilicen menos recursos naturales, generen menos residuos y sean más amigables con el medio

A través de la investigación y el desarrollo, Nestlé busca encontrar soluciones que utilicen menos recursos naturales, generen menos residuos y sean más amigables con el medio ambiente. La compañía está comprometida en optimizar sus procesos de producción para reducir su huella de carbono y lograr cero emisiones netas para el año 2050, esto implica implementar prácticas más eficientes y utilizar fuentes de energía renovable en sus operaciones. Asimismo, Nestlé está enfocado en aumentar las tasas de reutilización y reciclado de sus envases, promoviendo la economía circular y evitando que los materiales terminen en vertederos.

Acciones para una transición sostenible

En 2022, Nestlé apoyó el lanzamiento de una Coalición Empresarial para un Plástico Global, un tratado colectivo empresarial con las Naciones Unidas (ONU) para mejorar la infraestructura del reciclaje con 215 actividades y proyectos en todo el mundo. Se está trabajando en colaboración con socios y organizaciones para implementar sistemas de recolección y reciclaje eficientes, asegurando que sus envases sean correctamente gestionados y no contribuyan a la contaminación ambiental.

La infraestructura para recoger, clasificar y reutilizar o reciclar los empaques varían según el país. A nivel regional, Nestlé ha logrado notables resultados; sus fábricas valorizan el 100% de sus residuos a través de reciclaje, rehuso, consumo animal o como energía en hornos cementeros. De igual forma, en 2022 redujo un 22% las emisiones de gases de efecto invernadero de fábricas vs. 2021 y cerca del 14% el consumo de agua por tonelada producida, equivalente a la reducción de 13 piscinas olímpicas.

En Centroamérica, el 90% de los empaques de los productos de Nestlé están diseñados para ser reciclados. Un ejemplo de ello es la línea completa de sazonadores Maggi de la Huerta, disponibles en el mercado nicaragüense, que cuenta con empaques que pueden ser reutilizados o reciclados.

De igual forma, las diferentes opciones de cereales para el desayuno están diseñados para ser reciclados, dado que su caja es de cartón puede ser reciclada en los puntos de acopio del país.

“Estamos comprometidos en encontrar las mejores soluciones para reducir, reutilizar y reciclar; fomentado la transformación de un futuro sin residuos para toda la sociedad. Nestlé reconoce que la sostenibilidad es un esfuerzo colectivo, por eso creemos que el rediseño de nuestros empaques, acompañado con infraestructura de reciclaje y la educación ambiental en nuestros colaboradores, consumidores y proveedores puede impulsar nuevos hábitos sostenibles que aceleren la transición hacia economías circulares”, señaló Alejandro Moya, Gerente de país de Nestlé Nicaragua.

Consejos prácticos

Asegurar una gestión eficiente y efectiva de los empaques que se llevan a reciclaje, siguiendo estas recomendaciones

  • Retira cualquier residuo de alimento o líquido del envase para mejorar la calidad del reciclaje.
  • Enjuaga los envases si es necesario y separa las tapas u otros elementos no reciclables.
  • Separa los materiales en contenedores específicos o bolsas diferenciadas para evitar contaminación y optimizar el proceso de reciclaje.
  • Antes de reciclar, considera la posibilidad de reducir la generación de residuos eligiendo productos reutilizables.
  • Reduce el consumo de envases desechables de un solo uso, como bolsas plásticas y utensilios plásticos.
  • Infórmate sobre los tipos de materiales reciclables en tu área, que pueden incluir papel, cartón, plástico, vidrio, metales y electrónicos.
  • Comprométete a llevar a cabo estos pasos para garantizar que los materiales lleguen de manera óptima a los puntos de reciclaje.
  • Contribuye activamente al éxito de las iniciativas de reciclaje mediante la correcta disposición de los materiales reciclables.

La relevancia que las empresas otorgan a la protección ambiental es y su compromiso con la sostenibilidad es cada vez mayor. Un actor destacado en este aspecto es Nestlé, que ha demostrado su compromiso con la reducción de su huella de carbono en un 50% para el año 2030 en toda su cadena de valor.

Consciente de la necesidad de abordar este desafío, Nestlé ha implementado una transformación integral en sus operaciones comerciales. Esta transformación incluye la conversión de su flota de camiones a combustibles alternativos, el uso de electricidad renovable en sus fábricas, así como el desarrollo de envases que utilizan menos plástico y son fácilmente reciclables y reutilizables, según dio a conocer la compañía en ocasión al Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado el pasado 5 de junio.

El enfoque de Nestlé es holístico e interconectado, guiado por la ambiciosa meta de alcanzar emisiones netas de gases de efecto invernadero cero para 2050, a más tardar.

En el año 2022, la compañía cambió una reducción global de 10,7 millones de toneladas de CO2e mediante la implementación de diversos proyectos. Del total, el 60% (6,4 millones de toneladas de CO2e) corresponde a intervenciones en su cadena de valor, mientras que el 40% (4,3 millones de toneladas de CO2e) se debe al secuestro de CO2 a través de programas de reforestación.

Acciones por el planeta, en Centroamérica

  • A la fecha, Nestlé en Nicaragua avanza con el programa de Creación de Valor Compartido: “Bosques del Mañana” plantando más de 1.2 millones de árboles.
  • En Honduras, Nestlé con el Plan Nescafé y el programa de reforestación Bosques del Mañana, ha plantado más de 530 mil árboles en zonas cafetaleras y bosques protegidos del territorio hondureño.
  • Con el Plan Fomento Lechero en Panamá y Nicaragua, se han generado 67 toneladas de leche fresca provenientes de fincas con prácticas regenerativas.
  • En las fábricas, se redujo más de 3,500 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero vs. 2021, equivalente a la reducción de las emisiones generadas durante 6 meses de operación de una de las fábricas lácteas en Centroamérica.
  • Se lanzó el primer vehículo 100% eléctrico en Guatemala, marcando el inicio de la transformación de la flota de distribución baja en emisiones de la compañía en la región.
  • En las fábricas y centros de distribución, en el 2022 el 82 % de electricidad se obtuvo de fuentes renovable.
  • Además, las fábricas son cero residuos al vertedero, valorizando el 100% de sus residuos a través de reciclaje, reúso, consumo animal o como energía en hornos cementeros.

Reconocimientos a su compromiso

Nestlé Hondureña y Nestlé Panamá fueron reconocidas por segundo año consecutivo por su compromiso con la sostenibilidad ambiental a través de la ejecución de acciones de mitigación y adaptación al cambio climático.

Honduras por el Programa Bandera Ecológica de Cambio Climático con el galardón de Tres Estrellas y Panamá por el Programa Nacional Reduce tu Huella del Ministerio de Ambiente.

Una visión ambiciosa: un mundo en el que ninguno de los envases de Nestlé termine en vertederos o como basura

Nestlé está promoviendo una economía circular a través del rediseño de sus empaques, reducción de uso de plástico virgen, innovación en sus materiales, apoyo en la creación y fortalecimiento de las infraestructuras de recolección y reciclaje y mediante programas de educación al consumidor como la iniciativa Re.

Actualmente, el 90% de los empaques en Centroamérica están diseñados para ser reciclados. Nestlé mantiene el compromiso de reducir el uso de plástico virgen en 1/3 al 2025 y que más del 95% de los empaques sean reciclables o reutilizables al 2025, con la visión de cumplir el 100% en el futuro.

“En Nestlé hemos diseñado estrategias para contribuir a escalar los sistemas hacia una economía circular, creemos firmemente que para avanzar en este fortalecimiento y modelar una recolección exitosa de residuos, debemos contar con aliados en la región que compartan esta misma visión, con los que podamos desarrollar proyectos y actividades por un futuro sostenible”, destacó Claudia Alvarado, gerente de Sostenibilidad de Nestlé Centroamérica.

  • Walmart y Nestlé como aliados han inaugurado seis estaciones de reciclaje: tres en El Salvador, una en Guatemala e inauguradas recientemente, una en Costa Rica ubicada en el Walmart Curridabat y una en Honduras en Walmart El Sauce de Tegucigalpa.
  • El Salvador ha creado alianzas entre empresas que comparten la misma visión como Geocycle y Ternova, para la recuperación y revalorización de empaques de plásticos posconsumo con el objetivo de alcanzar la neutralidad plástica.
  •  En Panamá, se inauguró un centro de sostenibilidad y aprendizaje llamado Ecospot en alianza con el emprendimiento juvenil Leafsinc, ubicado en el centro comercial Multiplaza.
  •  En Costa Rica, Nestlé logró en 2022 y por tercer año consecutivo neutralizar el 100% de los empaques posconsumo. Es decir, que se extraen de los vertederos el equivalente a todos los empaques que generan los productos que comercializa en el país. Neutralizando más de 1,700 toneladas de residuos desde el inicio del proyecto.

Este año el Día Mundial del Medio Ambiente se centró en las soluciones a la contaminación por plásticos. En los últimos 50 años, este día internacional ha llegado a convertirse en una de las plataformas mundiales con mayor alcance en favor de las causas ambientales. En el marco esta esta efeméride, Nestlé Centroamérica hace un llamado a los diferentes actores de la sociedad centroamericana a tomar conciencia y unir esfuerzos para el
fomento de una cultura ambiental enfocada en construir un futuro más sostenible para todos.

En el contexto actual de crisis ambiental y social, la sostenibilidad y la responsabilidad social se han convertido en aspectos cada vez más importantes para los consumidores, quienes están prestando más atención a las prácticas de las empresas y buscan apoyar a aquellas que comparten sus valores y preocupaciones.

El informe Capitalizar el valor de las buenas intenciones, de Kantar, indica que en el mundo actual los consumidores esperan que las empresas adopten prácticas sostenibles y éticas, y se comunican de manera auténtica y transparente acerca de sus valores. Sin embargo, destaca que no es suficiente para las empresas tener buenas intenciones y deben tomar medidas concretas para ser más sostenibles y responsables para crear valor de marca y fidelidad de los consumidores.

El estudio reflejó que las empresas que adoptan prácticas sostenibles a menudo superan a sus competidores en términos de rentabilidad a largo plazo. Las empresas sostenibles mostraron un crecimiento de ganancia del 12,4%, en comparación con el 5,6% de las empresas menos sostenibles.

Según el estudio, el 75% de los consumidores a nivel mundial prefieren comprar productos de empresas que son transparentes acerca de sus prácticas sostenibles. Asimismo, el 65% de los consumidores a nivel mundial están dispuestos a pagar más por productos sostenibles.

El estudio, publicado en 2021, concluyó que las empresas se enfrentan a riesgos y oportunidades claves que se aceleraron con la pandemia de la Covid-19 y una de ellas es la Transformación Sostenible, estrechamente ligada al futuro de los negocios por su impacto en el propósito comercial y de marca de las empresas.

La sostenibilidad se ha convertido en un tema de gran importancia para las empresas responsables que buscan tener un impacto positivo en las dimensiones económica, social y ambiental. En este contexto, la comunicación juega un papel fundamental para involucrar a todos los grupos de interés y promover la transformación en los negocios.

Alejandra Aqueche, Socia y Gerente País de CCK Guatemala, afirma que “la comunicación en la era de la sostenibilidad es un acto transformador que impulsa la mejora continua y la innovación, nos permite educar a los empleados, proveedores y otras partes interesadas en desarrollar un comportamiento responsable y sostenible”.

En la era de la sostenibilidad, la comunicación se convierte en un compromiso adquirido por las empresas para informar con transparencia sobre el impacto de sus actividades en la sociedad, el planeta y las generaciones futuras. Esto tiene muchos beneficios tanto internos como externos. A nivel interno, la comunicación sobre la sostenibilidad puede dar sentido y propósito a los colaboradores. A nivel externo, ayuda a posicionar y diferenciar a la empresa, creando capital reputacional y valor a largo plazo, destaca Aqueche.

Recomendaciones para comunicar efectivamente la sostenibilidad

Explica que para comunicar la sostenibilidad de manera efectiva, es importante tener claros los objetivos y cómo se medirán. Esto implica partir de una línea base de análisis y diagnóstico. En Guatemala, existe la herramienta IndicaRSE, promovida por CentraRSE, para generar la información pertinente sobre los impactos de las empresas.

El desarrollo sostenible es un proceso vivo que permite comunicar con veracidad sobre los avances de la estrategia a los grupos de interés. Es importante utilizar mensajes de sostenibilidad cautivadores que motiven al cambio, como los informes de sostenibilidad.

Es fundamental utilizar una narrativa cercana, humana y multicanal, contando una historia de transformación y utilizando formatos atractivos que sean fácilmente accesibles a las audiencias.

Los medios de comunicación son aliados valiosos para divulgar los mensajes de sostenibilidad. Los contenidos noticiosos, sobre todo los orgánicos, generan mayor impacto y credibilidad. Cuando surge una crisis reputacional, la opinión pública recordará las buenas noticias que leyó sobre la empresa, lo que generará un pensamiento de buena voluntad. Si no se comunican los logros de la estrategia de sostenibilidad, es momento de empezar a hacerlo.

La comunicación es clave para informar y educar a las personas sobre la necesidad de adoptar prácticas sostenibles en su vida diaria. Además, es importante para fomentar la colaboración entre las empresas, las comunidades y los gobiernos”.

Alejandra Aqueche, Socia y Gerente País de CCK Guatemala.
CCK Centroamérica es una firma regional de comunicación y relaciones estratégicas con 35 años de trayectoria. Opera en toda la región de Centroamérica y cuenta con oficinas propias en Guatemala, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y Panamá, así como representaciones en Honduras y República Dominicana. CCK tiene alcance mundial mediante su afiliación con Ketchum, una de las firmas de comunicación más grandes y prestigiosas en el mundo.

Lee también: Empresas de la región posponen la sostenibilidad

La sostenibilidad es cada vez más necesaria en el mundo entero, las empresas y negocios están cada vez más conscientes sobre su importancia, no sólo para proteger al planeta, sino también para la sobrevivencia de sí mismas, haciendo que la conciencia sobre la sostenibilidad en los mercados internacionales sea cada vez mayor.

No obstante, a pesar de la importancia de los temas de sostenibilidad a nivel mundial, las empresas centroamericanas aún no consideran como una prioridad el reporte de indicadores de sustentabilidad, según el reciente reporte Cómo los informes basados en métricas de las partes interesadas pueden impulsar negocios sustentables: Un caso para El Salvador, Guatemala y Honduras, lanzado durante la reunión anual de Davos 2023, por el Foro Económico Mundial en colaboración con PwC e instituciones locales que impulsan la responsabilidad corporativa, analizan el entorno de los informes de sostenibilidad en Centroamérica.

La investigación muestra que «las prácticas de sustentabilidad y los informes en El Salvador, Guatemala y Honduras se encuentran en una etapa temprana y aún no están al nivel para apoyar prácticas sostenibles que aumenten las oportunidades socioeconómicas. Aparte de los de las empresas transnacionales, la mayoría de los líderes empresariales aún no están comprometidos con informes o iniciativas de sostenibilidad. De hecho, el 85% de los encuestados no tenían claro el propósito y el valor de los informes de sostenibilidad”, señala el documento.

Asimismo, un 80% no había realizado una evaluación de riesgos del cambio climático en su empresa, 46% no entiende cómo aplicar criterios de sustentabilidad a su empresa, mientras que el 40% dijo no tener los recursos financieros para ejecutar un nuevo plan de sostenibilidad. Las estadísticas indican que las empresas no saben por dónde empezar.

Aproximadamente el 89% de las empresas encuestadas consideró el cambio climático significativo para sus operaciones. Al menos el 70% dijo haber sido directa o indirectamente afectados por eventos climáticos en los últimos cinco años.

La región de Latinoamérica y el Caribe emite solo el 2% de los instrumentos de deuda verde a nivel mundial. Estas estadísticas sugieren que aun considerando únicamente los aspectos ambientales, las empresas de la región se beneficiarían enormemente de desarrollar prácticas sostenibles y presentación de informes de sostenibilidad, dice el documento.

El informe busca crear conciencia sobre el uso de herramientas de informes de sostenibilidad que ayuden a las empresas en la región a comenzar o mejorar su camino en la elaboración de informes de sostenibilidad, como las Métricas de las partes interesadas (Stakeholders Metrics – SMs) del Foro Económico Mundial.

Los informes de sostenibilidad son una herramienta clave para entender cómo los problemas de sustentabilidad impactan el negocio y cómo las empresas impactan los resultados de sostenibilidad. Sin embargo, sólo el 25% de los que informan sobre su sostenibilidad utilizan un estándar internacional para sus divulgaciones.

El documento indica que Centroamérica es una región en desarrollo, rica en biodiversidad y que recientemente se ha enfrentado a guerras civiles, agitación social y fuga de talento debido a los flujos migratorios. También sufre de baja productividad y bajos niveles de inversión, la inseguridad pública y, cada vez más, los crecientes efectos negativos del cambio climático. Por todo ello, la región necesita un desarrollo urgente que tenga en cuenta los temas de sostenibilidad.

Asimismo, el incremento de conciencia sobre la sostenibilidad en los mercados internacionales ejerce presión en la región para que las empresas sigan los estándares de sostenibilidad alineados internacionalmente para seguir siendo parte de o unirse a las cadenas de suministro internacionales y atraer inversión extranjera directa.

Los informes de sostenibilidad en el entorno corporativo se han convertido en un factor importante para abordar problemas sociales prioritarios y la creación de soluciones ambientales, así como cumplir con la demanda de transparencia y responsabilidad con las partes interesadas. En PwC estamos orgullosos de aportar nuestros conocimientos y experiencia para poder difundir junto a organizaciones como el Foro Económico Mundial esta necesidad”.

Marisol Arcia, Socia Directora, PwC Interaméricas

Con el objetivo de mejorar la capacidad de adaptación a los efectos adversos del cambio climático de los países de la región, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)  y el Fondo Verde para el Clima (FVC), suscribieron el Acuerdo de Actividad Financiada mediante el cual se establecen los términos para el financiamiento del Programa “Adaptación Basada en Ecosistemas para Aumentar la Resiliencia al Cambio Climático en el Corredor Seco Centroamericano y las Zonas Áridas de la República Dominicana” por un monto de US$174.3 millones.

El Programa contará también con financiamiento reembolsable por parte del BCIE por un monto de US$42.8 millones, y con contribuciones de los países participantes por un monto de US$51.3 millones, contando en su totalidad con un monto de US$268.4 millones.

“A través de este programa, las comunidades ubicadas en esta región, los pequeños agricultores y los agricultores comerciales, así como los empresarios rurales, tendrán un mayor acceso a los recursos financieros y las habilidades técnicas necesarias para implementar intervenciones de adaptación de alto impacto. El corredor seco es una región altamente afectada por los eventos climáticos que tenemos cada año, sobre todo las sequías prolongadas, que ponen en riesgo la seguridad alimentaria en estas poblaciones de nuestros países”, resaltó el presidente ejecutivo del BCIE, Dr. Dante Mossi.

Del monto total del Programa, US$135.6 millones son en calidad de fondos no reembolsables para implementar medidas de Adaptación basada en Ecosistemas (AbE) y asistencia técnica; US$102.8 millones serán recursos para el otorgamiento de créditos a través de Instituciones Financieras Intermediarias en la región; y US$30.0 millones serán para establecer un fondo de garantías parciales de crédito que facilitarán e incentivarán la colocación de los créditos para AbE en la región.

El Programa es una iniciativa regional con la que se espera beneficiar un área de aproximadamente 20,530 km², reduciendo la deforestación en las zonas priorizadas de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana. Asimismo, iniciará un cambio de paradigma en el enfoque regional de la gestión de la captación y demanda de agua en el Corredor Seco y las Zonas Áridas, y acelerará la adopción de la AbE y otras medidas que aumentarán la resiliencia a los fenómenos climáticos extremos, como la sequía severa y las precipitaciones extremas.