Estados Unidos acusa a Putin de crímenes de guerra

0
356
CRIMENES DE GUERRA

Estados Unidos aumentó la presión contra Moscú al acusar a las fuerzas rusas de cometer «crímenes de guerra» en Ucrania con sus ataques «intencionados» a civiles, en medio de los bombardeos continuados de las fuerzas rusas a las principales ciudades ucranianas.

«El presidente (Joe) Biden dijo que se habían cometido crímenes de guerra en Ucrania. Personalmente, estoy de acuerdo», afirmó Blinken en una rueda de prensa en el Departamento de Estado.

El jefe de la diplomacia estadounidense citó los bombardeos de un hospital infantil y un refugio antiaéreo en el teatro de Mariúpol, una las ciudades más castigadas por los ataques rusos y ubicada en el costa sureste de Ucrania. «Atacar civiles intencionadamente -subrayó Blinken- es un crimen de guerra».

Biden dedicó también en la Casa Blanca unas palabras inusualmente duras contra Putin, muestra de la exasperación de Washington con la actitud de Moscú.

«(Es) un dictador asesino, un matón puro que está librando una guerra inmoral contra el pueblo de Ucrania», dijo el mandatario durante un almuerzo en el Congreso con motivo del día de San Patricio, patrón de Irlanda.

Por ahora, el Departamento de Estado no ha hecho una declaración formal contra Rusia por haber cometido crímenes de guerra, pero sí ha anunciado que ha abierto una revisión «legal» al respecto.

En su intervención, Blinken se mostró poco optimista acerca de las conversaciones abiertas entre Moscú y Kiev para alcanzar un alto el fuego, y advirtió de que no parece que Putin esté dispuesto a parar la invasión.

De hecho, aseveró que Washington cuenta con informaciones de que Rusia podría estar preparando un ataque con armas químicas contra Ucrania, del que sería culpado Kiev.

Conflicto podría prolongarse

Aunque Blinken insistió en que Moscú ya ha fracasado en su objetivo de tomar Ucrania, reconoció que el conflicto «podría prolongarse terroríficamente por algún tiempo».

Por ello, afirmó, es fundamental mantener la coordinación y la ayuda de la comunidad internacional a Kiev, incluido el envío de armas y nuevos sistemas antiaéreos, para contrarrestar los avances de las fuerzas rusas.

Según los últimos datos publicados por la ONU, al menos 726 civiles han muerto y 1.174 han resultado heridos en los 20 primeros días de guerra en Ucrania, aunque la cifra real podría ser mayor puesto que estos números solo reflejan casos verificados.

Asimismo, la invasión rusa ha provocado que más de tres millones de ucranianos hayan salido del país en busca de refugio, en lo que supone ya el mayor éxodo en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.