Invertirán en red vial de Guatemala

0
130

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó una operación de US$150 millones a Guatemala para implementar un programa de mejoramiento y rehabilitación de las carreteras que conectan áreas productivas y cabeceras departamentales a la red principal.

Dicha inversión permitirá un tránsito sostenible de mercancías y personas, lo que contribuirá sustancialmente a la mejora de la productividad, ampliando el acceso a mercados y a servicios sociales de comunidades aisladas caracterizadas por altos índices de pobreza.

El transporte por carretera es determinante para la productividad y el comercio de Guatemala, donde anualmente circulan 3,5 millones de vehículos que movilizan más de 24 millones de toneladas de mercancías. A pesar de este considerable tráfico la densidad vial de Guatemala, es decir, la relación entre la longitud de la red vial y la superficie terrestre del país, se ubica por debajo del promedio de América Latina (15,5 km2 vs 22 km/100 km2); además, el mal estado de las carreteras incrementa los costos de operación y los tiempos de traslado. Datos como estos sitúan al país en la posición 18 de 23 países de América Latina y el Caribe en el Índice de Desempeño Logístico.

El programa beneficiará el transporte de mercancías, al facilitar el flujo de comercio y promover la integración económica y social de comunidades entre sí y con la red principal del país. Además, las obras de pavimentación mejorarán la calidad de vida de sus ciudadanos al aumentar la accesibilidad de las comunidades que sufren restricciones para acceder a centros de salud y educación, especialmente durante periodos de lluvia.

Estas intervenciones también servirán para reforzar la capacidad institucional del país a través de la incorporación de sistemas de gestión y de mejores estándares relacionados con infraestructura resiliente al cambio climático, seguridad vial y la generación de lineamientos y buenas prácticas orientadas a la planificación vial.

El monto total del proyecto es de US$150 millones con cargo a capital ordinario concesional con un plazo de amortización de 24 años, un periodo de desembolso de 6 años, un periodo de gracia de 6,5 años y una tasa de interés basada en LIBOR.