Un entorno seguro para sus colaboradores, el reto de las empresas

0
387
Importancia de un entorno seguro para trabajar
Los colaboradores son la fuerza de trabajo que dinamiza gran parte de la productividad de las empresas

 

Hoy, 28 de abril, se celebra el Día Mundial de la Salud y Seguridad en el Trabajo y es una fecha significativa para las empresas, ya que la prevención de riesgos laborales es vital para mantener una operación sin contratiempos.

Lo que se pretende con esta festividad es resaltar la importancia de trabajar en un entorno e industria segura, lo que dará como resultado la disminución de los riesgos y la mejora en la salud y capacidad de los colaboradores.

La Salud y Seguridad en el trabajo está estrechamente ligado con llevar a cabo los procedimientos adecuados en la operación, tener cero accidentes,  tratar con equidad e inclusión a los colaboradores, contar con equipo de protección personal, entre otros.

Con la pandemia del Covid-19, las empresas e instituciones han implementado protocolos de seguridad y bioseguridad más estrictos y necesarios para que los trabajadores se mantengan más seguros. Con ello los empleadores han remarcado la importancia de lavarse las manos constantemente, el distanciamiento social, el uso de equipos de protección personal (EPP), el uso adecuado de la mascarilla y el proceso de la limpieza y desinfección de las áreas de trabajo. Esto con la finalidad de mantener un ambiente saludable para las personas que son parte de las compañías.

A fin de disminuir el riesgo por contagio y propagación del virus entre los trabajadores, también se han adoptado prácticas y procedimientos, como controles administrativos, modalidades de trabajo a distancia.

3 grandes retos en el área de Seguridad y Salud laboral

Importancia de un entorno seguro para trabajar

Sin embargo, la Unión Europea de Seguridad y Salud, realizó una estrategia en el periodo de 2014- 2020, donde muestra que hay 3 grandes retos en materia de salud y seguridad en el trabajo que las empresas deben reforzar.

  1. La mejora de la aplicación de las normas vigentes en materia de salud y seguridad
  2. La mejora de la prevención de las enfermedades relacionadas con el trabajo haciendo frente a los riesgos nuevos y emergentes, sin descuidar los que ya existen
  3. El abordaje del cambio demográfico, especialmente del envejecimiento de la población, lo que implica una adaptación de las condiciones de trabajo y unas medidas eficaces de rehabilitación y reintegración.

La relevancia de estas mejoras en el área de la salud y seguridad no solo es vital en términos humanos para reducir el daño o malestar en las personas, si no también ayuda a las empresas a garantizar el éxito y sostenibilidad a largo plazo.

Mantener una operación sin riesgos es parte de la responsabilidad de ambas partes, tanto del empleador como del empleado, esto es fundamental para posicionar una cultura de prevención en materia de Salud y Seguridad, y así responder a la demanda de una sociedad cada vez más sensibilizada.

El 28 de abril se considera un día para analizar y crear conciencia de la responsabilidad que las partes interesadas deben tener para promover procesos preventivos de seguridad y salud, así cumplir con las tareas más efectivas, con el fin de prevenir las muertes, lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo. El objetivo final es permitir a los trabajadores regresar con seguridad a sus hogares al final de cada día de trabajo.