¡De regreso a la oficina!

0
287

Un día estas nadando entre las olas del mar y al día siguiente recibes el golpe de realidad de la vuelta al trabajo. Y es que el regreso a la oficina después de unas vacaciones prolongadas como las de fin de año puede producir problemas de adaptación y salud (estrés, nerviosismo, escasa motivación).

No te preocupes, muchos padecemos este síntoma y los expertos lo definen como el síndrome postvacacional. Este se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento.

 

 

Algunos síntomas de la vuelta al trabajo

  • Apatía
  • Nerviosismo
  • Falta de concentración
  • Fatiga
  • Mala comunicación
  • Dificultad de coger el ritmo
  • Irritabilidad

Sabemos que esto no es fácil de manejar, pero te daré algunos consejo para que te incorpores con todas las energías y seas productivo en tu trabajo.

  • Vuelve progresivamente a la vida normal. No intentes empezar con un fuerte ritmo en el trabajo. No te lleves trabajo a casa los primeros días.
  • Controla el estrés.
  • Practica ejercicios frecuentes de respiración y relajación.
  • Adopta una actitud positiva.
  • Procura no añorar las vacaciones.

Relájate, este síndrome desaparece a medida que te vuelves a adaptar a tu rutina de trabajo, así que no te enloquezcas con este regreso a la oficina.