De un pasatiempo a su primer negocio

0
615

Lo que inició como un pasatiempo se convirtió en una fuente de ingresos para la joven Jordania Blanco, quien tras su deseo de superación logró ser Comunicadora Social en 2017.

En la adolescencia, Jordania inició a crear desde pulseras hasta aretes. Su inversión solo fue de 200 córdobas, le vendía a sus amigas y compañeras de clases quienes le encargaban constantemente.

La falta de ingresos y la necesidad de suplir sus necesidades hicieron que Jordania dedicara parte de su tiempo a su primer negocio. “¡Emprender no es cuestión fácil, se necesita paciencia, perseverancia y mucha dedicación, todos somos capaces y nunca hay que quedarse con las ganas o las ideas de haber querido emprender en algo, al final cualquier ingreso viene para bien!”, nos explica Blanco.

Petite inició únicamente con accesorios y con el paso del tiempo amplió la gama de productos. Hoy, también distribuyen bolsos, ropa, maquillaje, lentes de sol, entre otros accesorios de uso diario y de temporada.
“Mi público objetivo se dirige en su mayoría a mujeres, pues el 90% de mis productos son para ellas, sin embargo, tenemos colecciones pequeñas para varones” comparte la joven comunicadora.

Actualmente, Jordania se encuentra laborando para una empresa relacionada a su carrera profesional, por lo que el negocio ya no obtiene los ingresos de antes, pero la joven destaca que no han dejado de vender. “El factor tiempo ha sido uno de los mayores retos, de igual forma el cumplimiento de un pedido, pues ya no tengo el mismo tiempo que antes”.
A pesar del poco tiempo, Petite se encuentra en las redes sociales de Facebook e Instagram, última red social donde tienen más interacciones.

Esta emprendedora joven considera que las redes sociales son un plus para sacar a luz los pequeños y grandes negocios. Petite continúa ofreciendo sus productos y teniendo muy buena aceptación por parte de los usuarios.

“Como joven y como emprendedora, insto a los jóvenes a intentarlo, a empezar con poco y tener constancia, haciendo crecer poco a poco a la clientela y nunca desistir de la idea de negocio, como en todos habrán altas y bajas, sin embargo, tener siempre presente el por qué inicie esto, qué quiero lograr son la clave del éxito”, expresó Jordania.

Jordania considera que para que un emprendimiento pueda avanzar positivamente hay que realizar una planificación, crear metas y objetivos, además de organizar los procesos, así como el tiempo y los ingresos.