Perspectivas Regionales

Economía hondureña muestra crecimiento

En los primeros 8 meses del año, la economía de Honduras creció un 5.0%, sin embargo, todavía hay muchos retos y desafíos por superar
Pinterest LinkedIn Tumblr

El Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) de Honduras, presentó una variación acumulada de 5.0%, en los primeros 8 meses de este 2022, inferior a lo observado en ese mes del 2021 (de 12.6 %), sin embargo, mucho más alto al -9.9% que presentó en 2020. De forma interanual, este índice fue de 6.0 por ciento entre enero y agosto 2022, de 13.7% en el mismo período 2021 y de -7.7% del 2020, según datos del Banco Central de Honduras (BCH).

Las actividades con mayor contribución fueron la industria manufacturera; comercio; transporte y almacenamiento; hoteles y restaurantes e Intermediación financiera. Según el BCH, hay un comportamiento positivo de la producción nacional, resultado del impulso de la demanda interna y externa, así como por las medidas de política económica para contrarrestar los efectos derivados del entorno internacional adverso.

Según el Banco Mundial, Honduras posee múltiples fortalezas y el potencial para un crecimiento más rápido y una mayor prosperidad compartida: ubicación estratégica, una base industrial en crecimiento, esfuerzos continuos para diversificar sus exportaciones y una población joven y en crecimiento.

En su portal, el BM indica que el PIB real en Honduras creció a una tasa anual promedio de 3,1% durante la última década y el país ha implementado políticas macroeconómicas prudentes durante los últimos años, ancladas en la Ley de Responsabilidad Fiscal. Asimismo, Honduras registró las segundas tasas de crecimiento económico más altas de América Central, superadas solo por las de Panamá.

El crecimiento del PIB del país alcanzó el 3,7% en 2018 y 2,7% en 2019, por encima del promedio de América Central y muy por encima del promedio de América Latina y el Caribe (ALC).

2020 fue un mal año para la economía hondureña

La economía del país se recuperó para un crecimiento del 12,5% en 2021 y se espera que crezca un 3,5% en 2022 y 3,1% en 2023. Esto, luego que en el 2020, la pandemia de la COVID-19 y los huracanes de categoría 4 —Eta e Iota— causaron una fuerte caída del PIB de 9%, mientras que los ingresos y el empleo también cayeron, con unas 400.000 personas que perdieron su trabajo durante ese año.

Para el BM, el nuevo gobierno, que tomó posesión a principios de 2022, tendrá la oportunidad de trazar un rumbo consistente con las necesidades de recuperación y reconstrucción del país y abordar las barreras críticas al crecimiento.

“Continuar el enfoque para impulsar el crecimiento y la competitividad, fomentar la inclusión mejorando el acceso a servicios y empleos básicos de calidad y promover la resiliencia frente al cambio climático mejorará los resultados sociales y fomentará más oportunidades económicas entre los más vulnerables del país. Las reformas institucionales en temas clave, como mejorar la sostenibilidad del sector eléctrico, así como la gobernanza y el clima empresarial, también pueden contribuir a desarrollar aún más un marco para el crecimiento inclusivo en Honduras”, indica el organismo, en su página web.

Recientemente, una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) realizó una visita a Honduras para revisar el comportamiento de la economía del país, en la que se sostuvieron conversarios con el Gobierno de la presidenta, Xiomara Castro, el sector privado y la sociedad civil, según informó un comunicado del organismo.

El equipo del FMI se reunió también con un grupo de diputados del Parlamento de Honduras, en la que se conversó, entre otros temas, sobre la forma en que el congreso puede apoyar un plan de reformas, transparencia, migración, crecimiento económico y cómo mejorar la vida de la población.

Introduzca su comentario aquí..