Perspectivas Regionales

Guatemala, la economía más grande de la región, con desafíos

La economía guatemalteca, medida por el producto interno bruto (PIB), creció 4.1% en segundo trimestre del año. Guatemala cuenta con un PIB de US$77.600 millones y PIB per cápita  de US$4.603 (2020).
Pinterest LinkedIn Tumblr

Ha sido calificada como la economía más grande de Centroamérica por el Banco Mundial, su ingreso es medio alto, su deuda pública y el déficit presupuestario han estado históricamente entre los más bajos y estables del mundo y en las últimas tres décadas tuvo el crecimiento menos volátil en comparación con países pares. Guatemala se ubica como una economía bastante estable, sin embargo, aún tiene muchos desafíos por delante.

Según el organismo, el país registró una fuerte recuperación, con un crecimiento del PIB del 8 por ciento en 2021. Sin embargo, la confianza en la economía cayó por debajo de los 50 puntos, lo que significa que hay una percepción negativa a futuro de la actividad productiva, según el índice de confianza de la actividad económica (Icae) que mensualmente mide la percepción de los agentes económicos, para conocer el futuro del clima de negocios e inversión en Guatemala.

El Icae se ubicó en 49.58 puntos, levemente superior a los 46.09 puntos de agosto, sin embargo, sigue por debajo de los 50 puntos que indican una percepción negativa sobre el futuro de la actividad productiva, tendencia que empezó a reflejarse desde mayo. El año lo empezó con 80.12 puntos.

El comportamiento se debe al contexto internacional adverso por el conflicto internacional,  la inflación global y las alzas de la tasa de interés por la Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos.

La economía guatemalteca, medida por el producto interno bruto (PIB), creció 4.1% en segundo trimestre del año. Guatemala cuenta con un PIB de US$77.600 millones y PIB per cápita  de US$4.603 (2020).

Según el BM, “los riesgos persisten, particularmente dada la incertidumbre del entorno global que cambia rápidamente y los desarrollos locales de la COVID-19”

La vacunación se ha constituido en una de las principales medidas de política pública para disminuir las restricciones a la actividad económica. Los datos del organismo indican que a principios de 2022, solo el 29 por ciento de la población guatemalteca estaba completamente vacunada. “El lento progreso de los esfuerzos de vacunación aumenta la susceptibilidad del país a nuevos brotes de COVID-19 y mayores pérdidas en el desarrollo. También socava la confianza de los hogares y las empresas y aumenta la incertidumbre económica”, indica.

“Guatemala tiene la oportunidad para la transformación enfocándose en áreas prioritarias para acelerar el crecimiento inclusivo, productivo y sostenible, mediante la construcción de un contrato social más inclusivo a través de más y mejores inversiones en capital humano, el fomento de un clima empresarial más sólido para acelerar la creación de empleos y aumentar la productividad, y la mejora de la sostenibilidad con un aumento de los ingresos fiscales y una mayor eficiencia del gasto público y resiliencia a los choques a través de la adaptación climática”, manifiesta el BM en su sitio.

Introduzca su comentario aquí..