¿Hacia dónde va la economía de Nicaragua?

0
466

Tras la crisis que ha atravesado el país en estos últimos 11 meses la economía se ha visto afectada grandemente. Diferentes problemas han salido a la luz que han perjudicado a la mayoría de capitalinos.

Para saber cómo está el país en el ámbito económico se deben tomar en cuenta a empresas encargadas de calificar el desarrollo y el movimiento que se ha realizado en los últimos meses, ya sea de manera interna o externa, explicó José Vélez, Máster en Banca y Servicios Financieros.

Lee más: Precio de productos agrícolas aumenta

Entre las empresas que realizan este tipo de análisis se encuentran Standard Parts, Fitch Ratings y Mood Rating. Estas empresas calificaron a Nicaragua con notas de riesgo de una manera prudente, colocando al país en el grupo de Grecia y Costa Rica, sin embargo, al final del año 2018 califican a Nicaragua con notas que la ubican a la par de Líbano, Irán y Pakistán, como países de alto riesgo.

Las empresas calificadoras en el análisis no incluyeron la afectación que contrae el Nica Act, que es la abreviatura en inglés de la iniciativa Nicaraguan Investment Conditionality Act, traducido al español como Ley de condicionamiento a la inversión nicaragüense, la cual imposibilita que el fondo monetario internacional brinde un fondo de salvación al país, una vez emitido esto, las calificadoras ubicarán a Nicaragua en el grupo de Mozambique y Venezuela. Es la peor calificación que un país puede tener.

Economía en Nicaragua

El especialista en la temática considera que al país no se le podría ver un buen avance este año, sería a corto plazo, pero si se puede dejar de empeorar. Se confía en que el diálogo surta efecto de manera positiva y pronta.

La economía del país ha decaído por la pérdida de confianza en los diferentes servicios que se brindan (en relación a las finanzas) y por la fuga de capital que ha aumentado en los últimos meses, además que recuperar este material sería meramente imposible.

Todo esta problemática afecta a los bancos y a la capacidad de brindar créditos a las personas, lo que imposibilita la compra de carros o casas.

Además de verse afectadas las empresas en general, empieza a manifestarse el desempleo a gran escala. Según cifras del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) se contabilizaban 183, 000 personas que no estaban inscritas en el seguro a finales de año 2018 y según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico Social (Funides) el dato de despidos en los últimos meses había sido de 400,000, pero probablemente esa cifra haya aumentado. El empleo es algo que no se recupera fácilmente.

“Las empresas se han visto obligadas a tomar medidas para evitar pérdidas, despidiendo al personal, las ventas han bajado si es que todavía no han llegado a cero, conozco empresas que están siendo obligadas a despedir por la situación, es un mal momento para todos”, expresó el especialista.

Afectaciones de la reforma tributaria a la economía del país

La reforma tributaria tiene 2 grandes impactos, primero en los consumidores, debido a la alza de precios de los productos básicos, así como papel higiénico, arroz, desodorante y demás. El incremento del valor de los productos afecta la capacidad de comprar la canasta básica, vinculándolo con el desempleo se hace más difícil acceder a esta.

El segundo impacto es en los productores hay productores del mercado interno que le suben el precio a los productos para no tener tanta pérdida y productores que están en el ámbito de la exportación que no pueden subirle el precio al producto porque el precio está afuera, es decir el precio lo da el mercado internacional, comentó el economista.

Si la reforma se deroga sería una buena señal para el país, disminuiría en gran manera la inflación que generó en los productos de consumo diario y en las producciones en diferentes sectores del país.

“Si la realidad cambia la forma de pensar tiene que cambiar”

Para lidiar con estas afectaciones hay que empezar a limitarse, así lo dijo el Señor Vélez. Hay que enfocarse en los productos elementales. En su desempeño diario él ha establecido un recorte y creado conciencia en ver los precios de los productos y no solo tomarlos por primera impresión. Además que se optar por productos nacionales, que a su parecer son los que menos aumentos tienen.

Lee más: EN DOS RUEDAS HACIA EL CHOCOYERO

“Hay que pensar de otra forma, si la realidad cambia la forma de pensar tiene que cambiar”, dijo el Señor Vélez. “Olvidémonos de restaurantes y vámonos a los mercados, conozcamos las frutas y verduras que tiene este país, dejemos de comer productos envasados, hay que llegar a la realidad sustancial de lo que tenemos, todavía hay recursos. Los niños también tiene que aprender a apreciar lo que no se apreciaba antes, es una lección de austeridad”.

Hay que adaptarse a la realidad y saber sobrellevarla. Evitar estancarse e inhibirse, simplemente hay que organizarse y saber distribuir el dinero en las áreas que son de necesidad diario y no en aquellas actividades o productos que simplemente son un atracción del momento.

Salario mínimo y Nica Act

Actualmente Nicaragua está atravesando el proceso de congelación del salario mínimo, lo que generó un impacto en trabajadores y sobretodo preocupación al saber que deben priorizar sus bienes materiales, pero de una manera extremista para lograr satisfacer al menos sus necesidades básicas.

Antes que incrementaran los precios a este punto el salario mínimo en el país era la mitad del precio de la canasta básica, pero ahora ha aumentado al menos del 40%, donde para comprar una canasta básica deben trabajar al menos 3 personas, de los cual es improbable que esas 3 personas tengan empleo.

“El Nica Act, la reforma al INSS y la reforma tributaria, junto con la crisis misma cambiaron al país por completo, yo siempre me remito a las calificadoras pasamos a ser un país incomprable. Bono que emitamos bono que no encuentra compradores, es otra Nicaragua” afirmó el economista.