Maternidad Subrogada

0
234

La OMS (Organización Mundial de la Salud)  denomina como maternidad subrogada, a madre de alquiler, madre sustituta, o madre portadora, es también conocida como útero subrogado,  que consiste básicamente en que una mujer preste su vientre para que crezca el hijo de otra pareja, producto de que esta no puede tener hijos por diversos motivos.

Para lograr este embarazo se realiza la técnica de fecundación in vitro (FIV), el embrión implantado es aportado por los óvulos y espermatozoides de los padres genéticos. Las mujeres que recurren a esta técnica de reproducción, son aquellas que tienen alguna incapacidad médica para lograr o  llevar un embarazo a término.

Siendo un tema tan delicado, y no aceptable para muchas personas y distintos países del mundo,  hay quienes   sí aceptan esta forma concebir hijos y otros que lo ven como incorrecto, llevando algunas desventajas, para los padres no biológicos. puesto que no hay una ley internacional que trate el tema, ante problemas derivados de un pacto de subrogación, muchos padres quedan vulnerables, o incluso, sin hijos. Casos que ocurren cuando la madre que alquila el vientre opta por no dar al bebe a sus padres adoptivos.

Sin embargo, no habiendo una regulación de ley, de la misma forma el riesgo potencial para cualquier madre sustituta es que si el niño nace con algún tipo de defecto, los padres futuros podrían abandonarlo, como fue el caso de Gammy, con síndrome de Down, ocurrido en Australia quien fue abandonado 4 meses después de gestación por una pareja australiana al darse cuenta que el bebe tenía problemas congénitos.

Entre los países que permiten  maternidad subrogada te compartimos los siguientes: 

  • México.
  • Colombia.
  • Canadá.
  • Estados Unidos.
  • Rusia.
  • Ucrania.
  • Entre otro

Se considera a Canadá como uno de los países top para realizar este tipo de maternidad, puesto que se realizan subrogación  única y solamente con madres que alquilan sus vientres sin cobro alguno a excepción de requerimientos médicos durante el embarazo  y que por ende están dispuestas a regalar un hijo a una familia “incompleta”.