Simone Beauvoir, filósofa que inspiró al feminismo

0
1018

“Este mundo ha pertenecido siempre a los hombres”, frase publicada por primera vez por la editorial francesa Gallimard en 1949. Fue así como empezó El segundo sexo la obra esencial de la filósofa  Simone de Beauvoir, la cual contiene más de mil páginas y relata lo que significó la tercera ola del feminismo que estalló con determinación durante la segunda mitad del siglo XX.

Este ha sido un libro que fue un escándalo y que contribuiría de manera fundamental a transformar las sociedades occidentales.

Nacida el 9 de enero de 1908, su familia pertenecía a la clase pudiente parisina aunque su situación económica era mala. A pesar de estas dificultades, Simone y su hermana recibieron una educación elitista y católica, doctrina que una joven De Beauvoir de 15 años rechazó con convencimiento.

Para Beauvoir, el feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar en colectivo. Además, se rehusó a legitimar su amor a través del matrimonio, por lo que vivió abiertamente su sexualidad y renunció a todo lo relacionado a la maternidad.

Pero a pesar de cuestionar el modelo burgués de cómo llevar una vida “plena”, la mayor osadía de esta intelectual fue cuestionar la “feminidad”, lo que para ella es un mito de producto fabricado por el sistema.

Beavouir dejó un legado con sus ensayos filosóficos que están presentes en la lucha cotidiana que adelantan las mujeres por el reconocimiento de sus derechos y por la igualdad.

De Beauvoir razonó que la mujer es libre de elegir el camino mediante el cual constituirá su vida, pero a su vez tiene que cuestionar “las estupideces de este último siglo”, para convertirse en mujeres a través de la construcción de referentes que se orienten al desarrollo de una vida digna.