Alimentación en verano

0
491

La estación seca está en su máxima expresión, y para este clima caluriento te mencionaremos algunos alimentos que son buena opción para comer y compartir durante el verano, con el fin de mantener tu organismo en buen estado y preparado para las altas temperaturas.

En verano hay gran variedad de frutas en temporada, por ello te mencionaremos las más aptas para esta estación, para que proporcionen hidratación y energía a tu cuerpo.

La Sandía, es una de las frutas con mayor cantidad de líquido retenido, aproximadamente un 95 %, lo que ayuda a mantener el cuerpo hidratado y permite eliminar toxinas, lo que beneficia al sistema renal; además de poseer vitamina C y fibra. Es baja en calorías, por lo que no hay problema en la ingsta de la fruta, ya que no hace subir de peso.

El tomate es una de las frutas más consumidas en ensalada y en este verano no debe ser la excepción. El tomate protege nuestra salud, combate el envejecimiento gracias a sus antioxidantes. Tiene aproximadamente entre un 93 y un 94 por ciento de agua, el resto son carbohidratos. Posee vitamina A y C.

El tomate al poseer gran cantidad de agua ayuda a la hidratación y a prevenir problemas visuales, porque gracias a sus variados componentes protege de los rayos UV.

El pepino, al igual que el tomate, está generalmente presente en las ensaladas, es una hortaliza de carácter diurético gracias a su alto contenido en potasio y agua. Para explotar al máximo el pepino, se sugiere comerlo con cáscara para consumir su alto contenido en fibra. Posee vitamina A, C Y K. Facilita una mejor circulación de la sangre.

Otra de las frutas que deben estar presentes en este verano son las piñas. Poseen gran cantidad de agua y esta retención de líquidos ayuda a saciar el calor y la sed, facilita la digestión y elimina la hinchazón en el abdomen.

Otra acompañante de las ensaladas, La lechuga es un gran refrescante para el estómago, tiene alto contenido fibroso, ayuda a tener una mejor digestión. Posee vitaminas A, C, E, K y complejo B, con lo que tienen un gran poder antioxidante, y ayudan a la piel y a la visión.

Además de frutas y hortalizas, no deben faltar las carnes. Para esta temporada se sugiere comer alimentos del mar, como el atún, la sardina, el pescado, ya que poseen grasas insaturadas y ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre, pero siempre evitando los alimentos enlatados, porque en su mayoría son altos en sal, lo que genera mayor deshidratación.

Por último y no menos importante, algo que no debe faltar en tu consumo diario, y sobre todo en verano, es el agua. El cuerpo está en su mayoría compuesto por este vital líquido que ayuda a desarrollar las actividades biológicas del organismo, es sugerible ingerir al menos 2 litros de agua por día. Se debe tener en cuenta que hay que manejar el cuerpo hidratado cuando se expone a temperaturas altas, cuando existe la presencia de sed es porque el proceso de deshidratación ha empezado, hay que evitarlo a toda costa, al igual que las bebidas gaseosas, carbonatadas y altas en azúcares.

Fuentes: as.com, siemprearg.com, eldiario.es