!VIVA SANTO DOMINGO DE GUZMÁN!

0
238
Fotografía tomada de El Nuevo Diario

Todos los primeros diez días del mes de agosto se celebran las fiestas patronales de la capital, se celebra a Santo Domingo de Guzmán, el Santo Patrono de los Managua.

Santo Domingo fue descubierto en el siglo 19, una pequeña estatua inició estas manifestaciones que con el tiempo se convirtieron en patrimonio cultural, un entorno colorido, lleno de pomposidad y de fervor religioso.

Lee más: Aumentan exportaciones de banano, Guatemala

Son en los primeros 10 días del mes de agosto en que se celebran las fiestas en honor a este Santo, son diferentes puntos de la capital donde la gente que rinde homenaje a Santo Domingo se reúne o bien realiza la procesión pagando alguna promesa o simplemente por el hecho de tener fe en minguito.

Además de celebrar al Santo Patrono de los Managua, también se realiza un desfile hípico que es acompañado por algunas carrosas, siempre con el tema alusivo a las fiestas patronales.

La estatua del Santo permanece durante el año en la Parroquia de las Sierritas, la cual está ubicada en el Kilómetro 9 carretera hacia Masaya. Santo Domingo es sacado de la Parroquia y trasladado al centro de la capital en los primeros 10 días y luego vuelve ser llevado a la Parroquia.

Los días en que se realizan procesiones en la capital que tienen mayor afluencia de participantes son el 1ro y el 10 de agosto. El 1ro de agosto es conocido como la bajada del santo y el 10 como la subida.

Promesantes en la fiesta de Santo Domingo de Guzmán

Además de ser una manifestación en la que participan un sinnúmero de personas, es una fiesta religiosa que alberga a promesantes, personas que han confiado en los milagros que encargaron al Santo y este a través de la fe les realizó el milagro, en su mayoría son peticiones de cura a enfermedades, donde la persona a manera de recompensa participa en la fiesta por cierto tiempo o hasta que el Señor Jesús le preste vida.

Los promesantes realizan el pago a Santo Domingo asistiendo a la festividad, pero hay algunas particularidades, como el vestuario que utilizan, o si representan a los diablitos, a la vaquita, indios o simplemente visten de trajes folclóricos, algunas personas pagan su promesa asistiendo a la iglesia arrodillados o realizan cierta parte de la procesión de esta manera.

Lee más: Alerta roja por Dengue, Guatemala

Las promesas en ocasiones son transmitidas de generación en generación, incluso hay personas que ya son conocidas en las procesiones en honor a Santo Domingo, uno de ellos es el cacique mayor. La fiesta de Santo Domingo es acompañada por bandas filármonicas, que con instrumentos de viento hacen bailar a los promesantes y a la estatua de Santo Domingo de Guzmán.